domingo, diciembre 20, 2009

Sísifo saharaui


Existen otros infiernos en la tierra en los que Sísifo no empuja rocas.

En estos infiernos, cada mañana cuando el sol sale por el horizonte, Sísifo está condenado a tirar de un recipiente de "agua".

Su condena es una castigo por alguna ofensa cometida hace tanto tiempo que ya nadie la recuerda.

8 Comentarios:

Julen dijo ...

Hay muchos tipos de piedras. Algunas representan los fracasos de la humanidad. Un buen ejemplo el de la foto.

Antonio dijo ...

Zuzón

CarlosBlanco dijo ...

Quizás tu mejor entrada.

ALyCie dijo ...

Lleva un precioso tesoro ¡Sed consciente!
Lleva la vida, precioso tesoro, arrastrada ¡Sed conscientes!

Fernando dijo ...

Yo creo que, en realidad, nadie recuerda siquiera si se cometió realmente una ofensa.
Basta con que alguien con mando diga que se ofendió.
Seis mil millones de Sísifos estamos para avalarlo.
Un abrazo.

CarlosBlanco dijo ...

Fernando, la ofensa existe si (y solo si) alguien se ha sentido ofendido, de ahí que los “intercambios” culturares producen tantos conflictos. Jamás debería condenarse un agravio moral, sea de la índole que fuera, y aún en “España” seguimos castigando también institucionalmente “ofensas” que no han producido ninguna consecuencia ni física, ni económica (ejemplo: quema de fotos del rey), y nos pareció mal cuando detuvieron a dos compatriotas viajeros que fueron detenidos en Lituania por tirar una bandera (o banderín) de dicho país a un río, por supuesto no fueron detenidos por daño medioambiental.

Lula Towanda dijo ...

A veces nos quejamos de nuestras piedras, creyendo que somos los únicos que la tenemos y que la nuestra es la más pesada.

Me ha gustado mucho lo que dice AlyCie.

ALyCie dijo ...

@Lula, gracias, eres muy amable
Como ando escaso de elogios, patología muy común, soy muy agradecido.