jueves, noviembre 07, 2013

¡Felicidades Padre!


¡Felicidades Padre!

20 Comentarios:

Julen Iturbe-Ormaetxe dijo ...

El hijo pródigo ha escrito de nuevo.
:-)

Telémaco Sísifo dijo ...

Me temo que sólo para felicitar a mi padre. :(

Pero es un placer encontrarse con viejos amigos :)

Alfonso dijo ...

Alegra ver que, con intermitencias, todos seguimos por aquí. Y espero que bien...

Demasiadas veces la mente me lleva a aquellos tiempos de Sísifo y sus batallas.

Antonio dijo ...

La rebelión humaniza al hombre, liberándole de sus ataduras a los mitos; la revolución, en cambio, sustituye un mito por otro
Albert Camus

Anónimo dijo ...

No me gustan las personas que empujan sigilosamente a pensar y a hacer como ellas quieren. A todo el resto.

Antonio dijo ...

El Régimen se cierra sobre sí mismo.

Antonio dijo ...

Te estás haciendo viejo, cabrón ^_^

Anónimo dijo ...

'Te estoy hablando del saber estar de una “super star”,
Que prefiere su cuarto de estar a tu pedestal"


Nach
'Pensando en voz alta'

Antonio dijo ...

La piedra es un espejo que funciona pobremente. Nada en él salvo penumbra. ¿Tu penumbra o su penumbra, quién lo puede decir? En la quietud tu corazón suena como un grillo negro.


Charles Simic

Antonio dijo ...

El concepto de "más allá" fue inventado con el fin de desvalorizar el único mundo que existe, para no dejar a nuestra realidad terrenal ninguna meta, ninguna razón, ningún quehacer.


F.Nietzsche

Antonio dijo ...

Cambiar las cosas de lugar es el trabajo del hombre.

Albert Camus

Antonio dijo ...

"La democracia es un rebaño
en m
o n
v e t
i i o"
m

Rudyard Kipling

Antonio dijo ...

"Was der Fall"

Antonio dijo ...

No sé si todavía se estudia el paso del mito al logos. Yo lo estudié en mi primer año de facultad, y al curso siguiente tuve una profesora de pensamiento postmoderno que se pasó las primeras sesiones deshaciendo el entuerto: dicho paso era falso, y correspondía a una visión de la Historia mítica (la occidental) que creía en el progreso. Esta profesora nos hizo nombrar nuestros mitos, esas estructuras cargadas de sentimentalidad y valores que nos identifican, esos discursos de los que echamos mano cuando queremos alzarnos con la razón. Recuerdo los siguientes: la lógica de las películas de Hollywood, la ciencia como productora de verdad (o del único conocimiento que damos por válido: cuando se menta el “está comprobado científicamente” en una discusión es inmediata la sensación de seguridad, la aquiescencia. Al menos fuera del ámbito científico). El Big Bang.

Elvira Navarro

Antonio dijo ...

Aún hay cosas por decir, quien quiere decirlas, quien quiera escucharlas y quien pueda entenderlas. Seguro.

Antonio dijo ...

Yo conocí el placer encendido sin sangre. Una hoguera de lobos rugiendo en nuestra tierra. La ebriedad de las manos. El girasol de los pechos. Un huracán de amor y deseo inflamando la raza.

El silencio se convirtió en espina amenazante cada noche, y cada noche, soñábamos los hombres con las muchachas púberes y el abrazo más cálido, con las madres redondas, con las mujeres cándidas.

El aullido del sexo era el profundo cántico de nuestra estirpe: su cercana aurora de lava musical. Eran las cópulas más altas, la labranza desesperada y el destino. El más enamorado de nuestros guerreros no respetó, sin embargo, los pactos.

Acumulaba el trigo y la cebada en sus haciendas. Guardaba para él casi todo el aceite. Nadie podía intuir el alma desnuda de su soledad. Nadie, el ritmo oscuro de su germinación. Cuerpos esbeltos y cinturas de seda; carne de enigma y bosques de corales se habían instalado, definitivamente, en su rostro.

Esto os dijimos al principio, ésta es la digna ley del corazón: Quemar las naves y llorar con el tiempo las cenizas.



Fábula del terco
Luciano Feria

Antonio dijo ...

«Porque un amigo, de vez en cuando, tiene el deber de hacer sentir a su amigo como cuando era niño.»

La Grande Bellezza

Antonio dijo ...

De entre todos aquellos que fueron devorados por el Olvido, ninguno lo fue tan por su gusto como Abu Ishaq de Badajoz, un lisiado de ojos hermosos que se decía poeta y consumió sus días sin escribir un sólo verso.
Interrogado en cierta ocasión acerca de cuando pensaba escribir aquello de lo que tanto se jactaba, dicen que contestó sin sonreír...
cuando esté muerto.
En otra ocasión, alguien le preguntó sobre el Tiempo y él contestó...
no tengo tiempo.
Murió decapitado en el año 400 de la Ida del profeta Mohamed.
Su cuerpo fue arrojado al Guadiana y su cabeza a los gatos. El hombre que había ordenado su muerte enloqueció pronto, y se ahorcó. Decía que por las noches escuchaba versos, pero se despertaba y no podía recordarlos. Decía que oía como alguien los escribía en las paredes de su alcoba, pero se levantaba y las paredes estaban en blanco.

Carlos Lencero
La Luna de Mérida

Antonio dijo ...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Telémaco dijo ...

Antonio sinceramente me alegro que hayas encontrado que de alguna manera hacer "esto" que haces insistentemente da cierto sentido a tu vida.

Es cierto que en mi opinión sería mucho mejor que dedicases tu valioso tiempo a un objetivo más constructivo y enriquecedor. Y por ello considero que es una lástima que le encuentres sentido a trollear los proyectos de los demás. Pero al fin y al cabo lo importante es encontrar un sentido y yo no soy nadie para juzgar la vida de los demás, cada uno tiene que encontrar el sentido de su existencia.

No obstante si algún día encuentras un objetivo mejor... y si no te importa.... me avisas para que continúe con mi proyecto, sin malos rollos. Mientras tanto si hacer esto llena tu vida... ánimo ¡y a vivir que son dos días!