martes, octubre 02, 2007

Entrando en crisis


Llevo un par de semanas durmiendo mal. Me despierto sobresaltado, con una angustiosa opresión en el pecho y empapado en sudores fríos por culpa de una pesadilla bastante "pesada" y recurrente.




En mi sueño, un médico con aspecto extravagante, con uno de esos espejos horadados en la frente, me persigue sudoroso ladera arriba. Cuando por fin me alcanza (él no va empujando ninguna piedra) se coloca a mi lado y me susurra al oído:

Tengo que darte una mala noticia... me temo que padeces una extraña y grave enfermedad neurológica llamada anosognosia

y después, sin esperar respuesta alguna, sale corriendo como si temiera alguna reacción violenta por mi parte.

La primera noche que ocurrió no sentí miedo, sobre todo estaba confuso, pues jamás había oído hablar de esa enfermedad. Pero aquella mañana, en cuanto me levanté, me conecté a Internet para informarme.

El principal síntoma de esta enfermedad consiste en que "el paciente no tiene conciencia del mal notorio que padece", y ... efectivamente, yo no soy en absoluto consciente de padecer ninguna enfermedad neurológica y menos aún anosognosia... claro que si no fuese cierto ¿no pensaría de idéntica manera?... esto tiene toda la pinta de ser una enfermedad recursiva, y de ser así... creo que en mi caso tengo numerosos factores de riesgo, y motivos para preocuparme.

La noche siguiente, volví a tener la misma pesadilla. Pero esta vez, como ya no me pillaba de sorpresa, justo en el momento en que el siniestro médico iba a susurrarme su mensaje, me volví hacia él y le interrumpí:
¡Ya, ya! Tengo anosognosia por qué no soy consciente de que padezco... ¡anosognosia!. ¿Verdad?

Pero él contestó:
¡No!. Tienes anosognosia porque eres ciego y no lo sabes. Los dioses te cegaron como parte de tu castigo, pero... aún no te has dado cuenta.

¿Será posible? Quizás ... aquella vez que me resbalé y la roca me golpeó en la cabeza... ¡No!. No es cierto, es sólo una pesadilla... aquí en el Tártaro no se ve porque está oscuro, porque aquí no llega la luz del sol. ¿No es así?.

¡Estoy confuso! ¡Perdonarme!

10 Comentarios:

Julen dijo ...

Las cosas siempre vuelven a su sitio. Si no, fíjate en tu piedra. Tranquilidad, que no merece la pena el desasosiego. Pon un sonrisa y, con perdón, se acojona.

Muxfin dijo ...

No te preocupes, el tétrico doctor le estaba hablando a la piedra que no se dá cuenta de su Gravedad

µßio dijo ...

Es una enfermedad tan común, que la OMS (WHO), define la salud de forma que la ignora o recursiva² en
www.who.int/features/factfiles/mental_health/es/
osease, que visto desde este post,estás fenomenal. Un tono un poco bajo, pero eso es hasta saludable, si no deviene crónico, ... es decir relativo a Saturno, que se encuentra en el Tántalo, lugar del que tu, ya saliste, para entrar en la blogsfera.

Salud.

irulau dijo ...

Enhorabuena y gracias Telemaco.
Todos somos ciegos (en mayor o menor medida). El médico de tu pesadilla solo es tu inteligencia, la enfermedad es tu conciencia y la luz que cada día nos emites, tu consciencia.
Gracias por ayudarnos a dejar de ser anosognósicos. Saberlo, nos cura.

Fernando dijo ...

Mi pirata mayor se despertó una vez en medio de la noche llorando a moco tendido y gritaba: "¡No veo las cosas, no veo las cosas!". Se le empezó a pasar el disgusto cuando le dijimos que abriera los ojos...

unantonio dijo ...

Anosognosia= ¿Crisis, what crisis?

Puedes quejarte a los sindicatos del Tártaro, pero creo que están ocupados con casos más depri-mentes.
¿Que tipo de sueño esperas si duermes en el Infierno?
Así que, la próxima vez que subas la piedra te implantaremos un sueño, con ticket de ida al Elíseo..

NACI dijo ...

Hace siete años en el parke, un chaval me dijo que estaban buscando un esquizofrénico con gafas, fumador de hachis, que "pudiera" montar explosivos.

No sé que hacer


V

unantonio dijo ...

Y?)

Lacónica dijo ...

lo de la ceguera es relativo
en el sueño ves todo bien clarito
aprovecha esa clarividencia para aclararle al doctor que no se cura anadie con la "psicopateada" (como dicen los grandes)
si no hace caso tirále la piedra

Telémaco dijo ...

julen gracias, los ánimos de un amigo siempre ayudan a levantar la moral.

muxfin la piedra está grave desde el principio de los tiempos, pero no se muere, ni siquiera se desgasta.

µßio tus palabras encierran mucha sabiduría. Yo también creo que los momentos bajos son imprescindibles para que los altos te hagan feliz.

Pero te equivocas al ubicarme. Sigo en el Tántalo, escribo el blog desde dentro, ¡ójala consiguiese salir!

iralu veo que lo has cogido, la cura es sencilla, sólo hay que darse cuenta del problema y este tarda poco en desaparecer.... ¿sabes?... esto mismo ocurre con la inmensa mayoría de los problemas que no conseguimos solucionar, si localizásemos y aceptásemos el problema en lugar de buscar culpables fuera...

Cuando Alicia se encuentra al gato de Cheshire, le dice:
- “¿Me podrías indicar hacia donde tengo que ir desde aquí?” pregunta Alicia.
-”Eso depende de a dónde quieras llegar” responde el gato.
- “A mi no me importa demasiado a donde”
-“ En ese caso, da igual hacia donde vayas”
-“Siempre que llegue a alguna parte”
-“¡Oh! Siempre llegarás a alguna parte, si caminas lo bastante”.

fernando tu pirata apunta maneras de genio. Me encanta la anécdota.

unantonio los sindicatos aquí son verticales. Tienes razón que durmiendo en el infierno no se pueden soñar maravillas, pero a los que vivimos aquí nos cuesta aceptarlo.

naci si te asustan ese tipo de cosas deja de ir a ese tipo de parques ¿no?.

Lo acojonante de la historia es que tuviese que ser con gafas.

lacónica no creo que el médico quisiera curarme o quizás si.

¿es necesario esperar al 22 de enero del 2009 para que me almidones los latidos? Porque eso sería una buena solución.