miércoles, noviembre 21, 2007

La visión y el enigma


Y en verdad lo que vi no lo había visto nunca. Vi a un joven pastor retorciéndose, ahogándose, convulso, con el rostro descompuesto, de cuya boca colgaba una pesada serpiente negra.


¿Había visto yo alguna vez tanto asco y tanto lívido espanto en un solo rostro? Sin duda se había dormido. Y entonces la serpiente se deslizo en su garganta y se aferraba a ella mordiendo.

Mi mano tiró de la serpiente, tiró y tiró: - ¡en vano! No conseguí arrancarla de allí. Entonces se me escapó un grito: -¡Muerde! ¡Muerde!

¡Arráncale la cabeza! ¡Muerde! - este fue el grito que de mí se escapó, mi horror, mi odio, mi nausea, mi lastima, todas mis cosas buenas y malas gritaban en mí con un solo grito.

-¡Vosotros, hombres audaces que me rodeáis! ¡Vosotros, buscadores indagadores, y quienquiera de vosotros que se haya lanzado con velas astutas a mares inexplorados! ¡Vosotros, que gozáis con enigmas!

¡Resolvedme, pues, el gran enigma que yo contemplé entonces, interpretadme la visión del más solitario!

Pues fue una visión y una previsión: - ¿qué vi yo entonces en símbolo? ¿Y quién es el que algún día tiene que venir aún?

¿Quién es el pastor a quien la serpiente se le introdujo en la garganta? ¿Quién es el hombre a quien todas las cosas más pesadas, más negras, se le introducirán así en la garganta?

- Pero el pastor mordió, tal como se lo aconsejó mi grito; ¡dio un buen mordisco! Lejos de sí escupió la cabeza de la serpiente: - y se puso de pie de un salto. -

Ya no pastor, ya no hombre, - ¡un transfigurado, iluminado, que reía! ¡Nunca antes en la tierra había reído hombre alguno como él rió!. Oh hermanos míos, oí una risa que no era risa de hombre, -

- y ahora me devora una sed, un anhelo que nunca se aplaca.


Mi anhelo de esa risa me devora: ¡oh, como soporto el vivir aún! ¡Y cómo soportaría el morir ahora!.



fotografía -> cartel en la calle donde está situado el cuartel general de Apple,
1 Infinite Loop
Cupertino, CA 95014
(408) 996-1010

6 Comentarios:

mpiryko dijo ...

Por mucha y grande que sea la sabiduría, aun es mayor la ignorancia, en un bucle infinito y reiterativo, que no recursivo. Te adjunto un bucle recursivo, que no reiterativo, en edición de bolsillo. Todo lo demás, puro entretenimiento. ¡Qué palabro, entre-ten-i-miento!
¡Salud!

atónito dijo ...

No es lo peor de lo que nos avergonzamos: la astucia contiene mucho de bondad.
Puedo muy bien imaginarme a un hombre que, por tener que esconder algo preciado y frágil, rodara por la vida redondo y grueso como un verde y viejo tonel circundado por sólidos aros: así lo exigiría la delicadeza de su pudor.

"Más allá del Bien y del Mal"

µßio dijo ...

¡Muerde!

Telémaco dijo ...

mpyriko hay dos tipos de ignorancia, la ignorancia consciente que es imprescindible para aprender pues es el comienzo de un bucle creativo y la ignorancia inconsciente que es autorreferente y recursiva sin condición de salida. Con esta última habría que acabar... pero es quasi imposible.

atónito yo también puedo imaginármelo, cuando no estoy ocupado intentando evitar que mi tonel tropiece con la cantidad de toneles que ruedan ladera abajo.

µßio en ello estamos, pero para ello hay que convencer a la serpiente que asome la cabeza y últimamente las serpientes se han vuelto muy desconfiadas.

n4rk0 dijo ...

qué buena la enlazada virtual con apple! (la mordieron y le desaparecieron los colores CGA)

recuerdo perfectamente haber tenido pesadillas con este libro: lo leí en plenos exámenes de cuarto de carrera, pero los aprobé todos.

creo que voy a decir una tontería, pero si la risa no era de hombre, entonces entonces... era de mujer!

salu2 narkotiza2

Telémaco dijo ...

n4rk0 las pesadillas dieron su fruto y fue una manzana, mordida pero muy femenina.