martes, junio 28, 2005

Modelo mental 1

"Los modelos mentales son supuestos hondamente arraigados e imágenes que influyen sobre nuestro modo de entender el mundo y actuar"
(Senge, P., 1992:17)

“La disciplina de trabajar con modelos mentales empieza por volver el espejo hacia adentro: aprender a exhumar nuestras imágenes internas del mundo, para llevarlas a la superficie y someterlas a un riguroso escrutinio“
(Senge, P., 1992:17)


Estos días me ronda por la cabeza una imagen de la empresa que me gustaría compartir y someterla a vuestra opinión.
Me gusta visualizar la empresa como un efectivo engranaje de ruedas dentadas (empleados y directivos).
En este engranaje la mayoría de las ruedas dentadas son absolutamente pasivas, ruedas dentadas conducidas que permiten que las hagan girar, sin ofrecer resistencia ni aportar tampoco ningún impulso. Y sólo una de ellas, el mandamás, aporta la fuerza motriz para mover el sistema entero a la velocidad y dirección en que desea.
Al principio el engranaje está bien diseñado y se mantiene engrasado con todos los piñones girando de forma sincronizada y llevando al sistema a conseguir sus metas. Pero precisamente motivado por el éxito que consigue el sistema, no se tarda mucho en tomar la decisión de crecer para conseguir acrecentar aún más los beneficios.
Para conseguirlo se contratan nuevas ruedas dentadas y se introducen
en el engranaje, sin analizar demasiado las consecuencias. Pero al aumentar el número de ruedas dentadas el sistema se hace más complejo y surgen dos efectos secundarios:

  • La fuerza motriz del mandamás empieza a ser insuficiente para mover el engranaje y por ello pide a algunas ruedas de confianza que le ayuden a tirar del carro. Para ello delega en ellas algo de su poder (opción elegida por los mandamás más coherentes) o sólo delega responsabilidad pero en ningún caso poder (el grueso del pelotón).
  • Las nuevas ruedas dentadas introducidas en el sistema, que NO son pasivas por naturaleza, intentan llegar rápidamente a una buena posición en el engranaje y afianzarse en la misma. Y para conseguirlo, y con dicho objetivo como única meta, aportan su propio impulso e intentan cambiar la velocidad o el sentido de giro de las ruedas con las que engranan.

En una próxima entrega expondré las consecuencias que en mi opinión provoca todo esto.

3 Comentarios:

Anónimo dijo ...

Pues la verdad, siento decir que me parece un modelo de empresa extremadamente clasista.

NO creo en absoluto que la mayoría de "ruedas" ¿empleados? de la empresa sean elemento pasivos, de echo muchos de ellos son extraordinariamente activos, no hay mas que observarlos fuera de sus lugares de trabajo. La persona que es capaz de ser creativa, inteligente y activa fuera del trabajo, es capaz de serlo también dentro, asoma aqui un problema de motivación.

Tu modelo supone que el mandamás (sea Gerente, Director General, Consejo, o lo que tu quieras) es capaz de manejar la máquina, cosa que no es cierta en un 85% de los casos.
La mayoría de empresas que yo conozco, son PYMES, todo hay que decirlo, están en manos de un tiranuelo y sus vástagos, en algunos casos hasta la tercera generación (pavorosa generación por otro lado, ya lo dice el refrán; de padres banqueros...)Ésta gente, maneja sus empresas, con un despotismo absoluto, muchas con importantísimas carencias de formación, sin mentalidad común ("Yo mando y tu obedeces" "No te pago para pensar" etc.)y lo más importante: Sin una pizca de creatividad o inteligencia.

Es cierto que en su dia, emprendieron, que en su dia lucharon por una idea y eran personas dinámicas y (en algunos casos inteligentes) pero el tiempo no perdona, y el cerebro, al igual que los músculos se deteriora con la edad y la inactividad. Sus vástagos, por otra parte, formados en las mejores Universidades, superan muchas veces la capacidades de tiranía e ineptitud de sus antecesores inmediatos, alentados por una posición dentro de la empresa que no se han ganado, ésta gente suele haber tenido una vida fácil y normalmente se han criado en un ambiente en que el Padre Fundador despotricaba constantemente de la ineptitud de sus empleados.

La tercera generación para que hablar...

En éste ambiente las organizaciones (todas) tienden a anquilosarse y a pasivizarse. Sólo así se explica que haya personal que perjudica deliberadamente a su empresa "para que se joda el jefe", que de soluciones magistrales a los problemas de su organización a la hora del café y que calle cual muerto en la oficina (Ésto me ha ocurrido, hablando con un administrativo de un cliente, cuándo le pregunté porque no se lo exponía a su jefe, me contestó "Pffffffffffff")etc...

Gran parte de estos anquilosamientos se producen por que los directivos (repito de PYMES) muchas veces toman ese papel de "ruedas maestras" despreciando la labor de sus compañeros como pasiva, de menor importancia o calidad.

Como muestra un ejemplillo reciente: Una empresa de MH, con un problema terrible de equilibrio financiero, en situación de monopsonio, y con una quiebra técnica como un castillo, el almacén hasta arriba de piezas, sin poder vender y sin cobrar lo poco que vendía, con un margen idustrial cercano al 0. LLega la Directora Financiera (hijísima), dos meses antes de quebrar definitivamente, y le dice al Ingeniero de Calidad: Oye... ¿Tu sabes llevar algo de costes?"

Parece un chiste ¿verdad? pues no...

Telémaco dijo ...

Gracias por tu comentario.

Además te tengo que dar la razón. Tu descripción de la dinámica del relevo generacional es muy lúcida, ¡real como la vida misma!.

Lo que comencé describiendo en mi post es la empresa desde su nacimiento (creo que debería haberlo especificado). Y en esos comienzos, no creo que al creador de la empresa se le puede considerar "tiranuelo", simplemente “tira del carro” porque está materializando un proyecto. Como tú dices, "emprendieron, .. lucharon por una idea y eran personas dinámicas". Otro tema es como evoluciona el sistema cuando empieza a pasar el tiempo.

También estoy de acuerdo con que es una imagen de la empresa extremadamente clasista. ¿Las empresas que tú conoces no están dirigidas por gente clasista?

Tengo que aclarar que el modelo mental que tengo de la empresa NO es mi ideal de cómo debería ser una empresa, es como me parece a mí, subjetivamente, que son la mayoría de empresas que conozco. Sólo estoy buscando un modelo que me ayude a “comprender”.

cebolla dijo ...

Seguramente no son todas las empresas así pero me tocó trabajar en lugares que se asemejaban a tu descripción (o al menos así fue la forma en lo que la viví).