jueves, junio 30, 2005

Modelo mental 2

Como comentaba en un post anterior me imagino la empresa como un engranaje de ruedas dentadas (empleados y directivos).

Puede que todo vaya bien al principio, pero al pasar el tiempo inevitablemente muchas ruedas comienzan a recibir impulsos contrapuestos.

Al principio simplemente giran en el sentido que dicte el impulso más fuerte que reciban, pero pronto empiezan a sufrir fatiga de material, a calentarse, aumenta el rozamiento, el engranaje chirría.

Algunas viejas ruedas no soportan la tensión y se rompen en mil pedazos. Son sustituidas por otras nuevas o cambiadas de posición en el engranaje, lo que la mayoría de las veces agrava el problema.

Las ruedas dentadas más hábiles y con más capacidad de adaptación no llegan a romperse, porque usan alguna táctica defensiva:

  • Alivian la tensión pisando el embrague y desacoplándose de alguna de las ruedas del engranaje (del extremo que menos presione).
  • Se desacoplan sutilmente del sistema poniendo en su lugar a uno de sus subordinados (Malditos cabr...#$%&#~!).
  • Se automutilan los dientes (dicen a todo que sí, pero todo les resbala).

Este proceso provoca tarde o temprano que el engranaje se subdivida en pequeños subsistemas. Los gurüs dicen que el sistema se convierte en un "sistema auto-organizado" que por lo visto es lo más cool del momento.

Las ruedas más fuertes terminan creando su propio subsistema, que gira de forma independiente con objetivos totalmente locales, que no siempre están alineados con los objetivos globales. El proceso se realimenta pues es percibido por todos como algo muy positivo porque reduce la complejidad. (¡No es cierto!, en realidad aumenta, pues la complejidad es proporcional al número de grados de libertad y no sólo al número de elementos del sistema)

Todas las viejas y experimentadas ruedas dentadas que se empeñan obstinadamente en seguir girando en la dirección y a la velocidad, en que piensan que hay que hacerlo para conseguir el máximo beneficio del sistema, son finalmente destruidas o expulsadas del sistema.

La rueda motriz observa que pierde el control del sistema sin terminar de comprender los motivos. Obsesionado por mantener el control, comienza la busca y captura de las ruedas culpables, (toda aquella rueda dentada que no gira según sus deseos). Las localiza y las invita a salir del sistema. El pánico y los malos rollos se extienden y el uso de tácticas defensivas aumenta. El sistema se subdivide más. El proceso se realimenta.

En fin ... como suele ocurrir con todas las pesadillas.. justo cuando me va a tocar la peor parte me despierto. Eso sí, con palpitaciones y muy mal sabor de boca.

2 Comentarios:

Ever dijo ...

Hola, la verdad es que ya tenia ganas de leer como continuaba tu modelo de organización, espero que la crítica que hice en el anterior post no te pareciese duro, no prentendía ser una crítica a la visión sino al hecho de que los directivos de las empresas consideren a los trabajadores de base como peones pasivos.

Cuando disponga de un poquito mas de tiempo posteare en los comentarios mi modelo mental. Yo veo la empresa más como un ecosistema, de echo los paralelismos son muy evidentes, pero ya desarrollaré el tema con mas detenimiento.

Un saludo

Ever

PD: por cierto... ¿Por cuanto vendes la roca esa? :P

Telémaco dijo ...

¿Duro?, para nada Ever. Te agradezco sinceramente la crítica y espero impaciente la descripción de tu modelo mental.

La roca te la dejo a buen precio. Incluido IVA y portes (¡!) por 130 €