lunes, febrero 11, 2008

¡Disculpad mi ausencia!


"Me gusta cuando callas, pues estás como ausente",

decía Pablo Neruda. Pero mi silencio no se debe a que esté enamorado (aunque confieso que si que lo estoy).

La cuesta que estoy subiendo ha aumentado enormemente su pendiente, o quizá los dioses me han castigado añadiendo peso a la piedra o a lo peor es que mis piernas ya no son lo que eran.

"Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.

Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.
"

Que este post sea esa palabra... la sonrisa también la estoy poniendo. Espero que podáis notarla.


8 Comentarios:

mpiryko dijo ...

Una palabra entonces, una sonrisa basta.
6 palabras de belleza infinita.
¡Salud!

Galufante dijo ...

Te refieres quizás a la sonrisa de Mona Lisa???

Agur.

no-no dijo ...

;)

eclectico dijo ...

"Déjame que me calle con el silencio tuyo.

Déjame que te hable también con tu silencio"

Fernando dijo ...

Ya sé de quién estás enamorado. Je, je...
Y que dure.

Telémaco dijo ...

mpiryo hay que estar preparado para apreciarlo. Yo aún estoy llegando.

galufante la sonrisa de la mona lisa es un efecto óptico, a mi me parece más encantadora la de Julia Roberts.

no-no :)

eclectico recibo tu mensaje ;).
Lo contrario de comunicarse no existe, el silencio también es una forma de comunicación.

fernando ¡me has descubierto!. ¿Sabes el problema que tenemos?... cuando no estamos ocupados con nuestras respectivas piedras estamos demasiado cansados para otra cosa que no sea hablar, y hace tiempo que no tenemos nada nuevo que hablar que no sea de nuestras piedras, nuestros sufrimientos, nuestro cansancio y nuestras desgracias.

Pero a pesar de ello seguimos enamorados.

mpiryko dijo ...

Mi piedra me pregunta a veces:
"¿Estoy guapa?"
Yo, guardo silencio hasta que, presumida ella, empieza a sonreír.
Entonces, sólo entonces le contesto:
"¡Si!". Mientras le devuelvo la sonrisa.
¡Salud!

Fernando dijo ...

No sólo te he descubierto, sino que, en el mismo sentido, te he puesto deberes.
Voluntarios, por supuesto.
Un abrazo.