lunes, febrero 02, 2009

La crisis y las albondigas

Había una vez una persona que vivía al lado de una carretera donde vendía unas ricas albóndigas con pan. Estaba muy ocupado y por lo tanto no oía radio, no leía los periódicos ni veía la televisión.

Alquiló un trozo de terreno, colocó una gran valla y anunció su mercancía gritando a todo pulmón:
'Compren deliciosas albóndigas calientes'.


Y la gente se las compraba. Aumentó la adquisición de pan y carne. Alquiló un terreno más grande para poder ocuparse de su negocio, y trabajó tanto que dispuso que su hijo dejara la Universidad donde estudiaba Empresariales a fin de que le ayudara. Sin embargo, ocurrió algo muy importante; su hijo le dijo:

"Viejo, ¿tú no escuchas la radio, ni lees los periódicos, ni ves la televisión...?. Estamos sufriendo una grave crisis. ¡La situación es realmente mala; peor no podría estar!".


El padre pensó: 'Mi hijo estudia en la Universidad, lee los diarios, ve televisión y escucha la radio. Debe saber mejor que yo lo que está pasando...'


Y se puso a recortar sus costes. Compró entonces menos pan y menos carne. Quitó la valla anunciadora, dejo el alquiler del terreno con el fin de eliminar los gastos y ya no anunció sus ricas albóndigas con pan. Y las ventas fueron disminuyendo cada día más.

"Tenías razón hijo mío", le dijo al muchacho. "Verdaderamente estamos sufriendo una gran crisis".

MORALEJA

No sigamos hablando de crisis. Hablemos sólo de hacer buenos negocios, buenos trabajos y buenas tareas.
Si nos programamos para fracasar, fracasaremos. Si nos mentalizamos para ganar, ganaremos. Es una simple elección personal.

"Para ser exitoso no tienes que hacer cosas extraordinarias. Haz cosas ordinarias, extraordinariamente bien"


Gracias a Fernando que me lo ha enviado por correo

5 Comentarios:

CampodOn dijo ...

Abuela: ¿Por qué sólo tuvístei tres hijo?
Para que España no matara a ninguno más.
Ni1+.

Ten cuidao.
Itzían hoy no hubiera nacido

Q dijo ...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Q dijo ...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Markos dijo ...

El cuento es bueno, pero no estoy de acuerdo con él. Hay crisis, vale, digámoslo.

Lo de la ley de atracción para arreglar los problemas no me convence mucho. Pensar en que algo va a salir bien, no es garantía de éxito, como no remes te vas a pique. Hay que remar bien, y en la dirección adecuada.

Eso sí estoy completamente de acuerdo, en que se puede conseguir el éxito con cosas sencillas bien hechas. Hay ejemplos a diario por mil sitios.

Aunque no lo parezca también creo que es mucho más productivo pensar en positivo.

Salu2

Telémaco dijo ...

campodon querido nieto.. ¿y si te enterases que justo el hijo que no tuve iba a ser tu padre?.

Q Crisis, what crisis!

Markos hagas lo que hagas, nada está garantizado. Pero si no juegas a la lotería las probabilidades de que te toque se reducen bastante ¿no?.

Y el miedo es una emoción paralizante, estamos programados así porque es una buena estrategia para la supervivencia.. si te estás completamente quieto, con un poco de suerte el predador no se fijará en ti y no te comerá. Pero en una crisis, en una situación en que la economía no se mueve, que todo el mundo se quede parado no es demasiado buena estrategia.