viernes, abril 13, 2007

Dilemas


"–Come, Sancho amigo -dijo don Quijote-, sustenta la vida, que más que a mí te importa, y déjame morir a mí a manos de mis pensamientos y a fuerzas de mis desgracias. Yo, Sancho, nací para vivir muriendo, y tú para morir comiendo…"

Miguel de Cervantes Saavedra.
El ingenioso hidalgo Don Quijote de La Mancha


Yo me decanto por un termino medio. Suelo permitir que mis pensamientos me lleven a vivir muriendo. Pero cuando me entran muchas ganas de lanzarme contra los molinos de viento, llamo a mi restaurante de guardia para pasar un rato muriendo. Cuando aprendes a conmutar con naturalidad y soltura comienzas a disfrutar realmente de la vida (y de la muerte).

¿Y ustedes como reparten su tiempo?

8 Comentarios:

Anónimo dijo ...

Si a vuesa merced no molesta, puede coger de mi bota y mi zurrón, lo que crea necesario.

Que no hay peor locura y desamor que pasar hambre, que lleva a ver gigantes donde molinos, y princesas donde dulcineas.

Porque cuando la panza ruge, no se puede pensar en revoluciones, sino en llenarse el ciego. Que los castellanos que en el mundo han sido, emprendiendo el camino para ganar su alimento de fama, hacienda y fortuna, cuna de felicidad y desdichas, aunque hambrientos, siempre han salido provistos de una hogaza de pan y una botilla de vino.

Que una vez teniendo teniendo éstos auxilios, no hay Dios, Señor, Mujer o Maldición que les detenga.

La felicidad, no es más que un plato caliente, bien servido.

Andrómaco
(Verso libre)

Pilix Forever dijo ...

Yo es como me pongo a pensar me viene el hambre...

Anónimo dijo ...

Yo es que, como poco coco como,
poco coco compro;-)

admc

Germán dijo ...

A mi me encanta cocinar y comer, pero en mi mente se enciende un semáforo rojo cuando mi báscula me avisa de que me he pasado.
Un semáforo global, no solo de mi cuerpo. Si me encuentro mal, pienso mal.

_poemme_ dijo ...

Ultimamente muero comiendo libros y libros y más libros...tal vez algún día me llamen la "dama de la triste figura" ... la celulosa también engorda..no?
Siempre es un real agrado visitar tu blog.
Abrazos poemmesianos
Nat

Lula Towanda dijo ...

El hambre agudiza el ingenio ¿qué hubiera sido del Siglo de Oro si sus genios hubieran tenido la panza llena? Bendita sea el hambre :-)
En estos tiempos de abundancia, mi buen Telémaco, no hay lugar para la agudeza, todo es orondamente romo. Un poquito de ayuno por favor.

Galufante dijo ...

Vivo todo lo que puedo, como lo justo y muero lo imprescindible, o sea, nada...

También los hay que mueren comiendo...No conviene abusar del alimento...ahora, agua, toda la que quieras...

Agur.

Telémaco dijo ...

Andrómaco yo en esto estoy totalmente de acuerdo con Savater: "El secreto de la felicidad es tener gustos sencillos y una mente compleja, el problema es que a menudo la mente es sencilla y los gustos son complejos."

pilix es curioso pero a mi casi me pasa al revés, cuando no me puedo resistir a hacer un asalto a la nevera es cuando me aburro.

admc oohh! 8-)

germán ¡ojala tuviese yo también ese semáforo! Pero es que todas las basculas que compro son unas bromistas, se niegan a decir mi peso verdadero.

_poemme creo que no, que es fibra y además ayuda al transito... desde la estulticia al conocimiento.

Siempre es un placer recibir tus abrazos.

lula tienes toda la razón, para disfrutar realmente de la comida es necesario tener hambre. Pero me temo que la mayor parte de la historia de la humanidad hemos pasado muchísima hambre y por ello nuestro organismo está adaptado para saciarse cuando tiene oportunidad...

..suena a excusa ¿verdad?.

galufante también se puede morir de beber demasiada agua