viernes, abril 20, 2007

Los dos relojes


Preguntaba Lewis Carrol en su cuento "Los dos relojes".
¿Qué es mejor, un reloj que da la hora exacta una vez por año, o un reloj que es puntual dos veces al día?

Si prefieres el segundo te regalo el mio, que se me ha estropeado, está parado y lo iba a tirar.

9 Comentarios:

Lula Towanda dijo ...

¡Qué hora es!
¡Me tengo que ir al Alcampo!

pijomad dijo ...

me temo que lo mejor es ¿mirar al cielo y adivinar la hora? A MI ASI ME CONTROLO EL BIORRITMO,,,

Telémaco dijo ...

lula nos vemos allí. ;)

pijomad hemos olvidado tantas cosas importantes para dejar sitio a las superfluas.

Cuando volvemos a mirar al cielo (en un lugar en que aún se vea) nos damos cuenta.

Pilix Forever dijo ...

El segundo me pone de los nervios!!!

Anónimo dijo ...

El segundo, temporal, o por orden de aparición ¡?

Considero que es vibrante, el esfuerzo monótono de reescribir cada nuevo segundo como si fuera rutina.

De todas formas, sí, un poco infernal. ;-)
P. tiémpolo....

admc

ADMC dijo ...

Disculpa, tartálico ;

No te puedo recomendar a Dino Buzzati, ni "El desierto de los tártaros".

Alicia, Marco, Nemo, Platero, Sherlock Holmes y Guillermo Brown.. "

Telémaco dijo ...

pilix pues al pobre escribiente, no veas el callo que le ha salido en los dedos.

admc el segundo por orden de aparición, el que está parado que es el reloj más exacto y preciso que existe.

Todos los demás corren en una cansada carrera absurda.

¿No me recomiendas el relato más melancólico nunca escrito?.

¿Porqué?.

Si casi se podría decir que cuenta mi historia, el tiempo pasa inexorable pero no avanza, los sueños luchan por transformarse en realidad pero no consiguen cruzar la frontera y salir del territorio de lo inalcanzable.

Sólo sobreviven por la inercia del tiempo a pesar de que este se mide con un reloj parado.

No te preocupes por la depresión que no es más que la otra cara de la moneda de la euforia.

PD: en la lista falta el Dr. Lemuel Gulliver.

Anónimo dijo ...

El único reloj que conozco son los segundos que marca, el compás de mi corazón. Es el único importante.

La historia de Buzzati es triste, certo, ¿recuerdas el final de todo el inútil esfuerzo? Prefiero no creerlo.

Hades y Elíseo

Au revoir, melancolie ;-)

Anónimo dijo ...

Gran matemático, Mr. Lewis.

El primero atrasaba un minuto todos los días, creo, de forma que nunca pudiera dar la hora exacta más que una vez al año. Corrígeme si me equivoco.

El segundo estaba parado y por eso sólo coincidía con la hora real, dos veces cada día.

No era así?


Al final del Viaje, Gulliver consiguió llevar a su casa, cual Ulises, un reloj y otras baratijas (grandes y pequeñas) como prueba de su aventura.


Ya, lo único exacto es un reloj atómico.