martes, junio 10, 2008

Parásitos

Las avispas Glyptapanteles sp. son unos parásitos bastante retorcidos.

Las hembras atacan a pequeñas orugas (en el caso de la foto adjunta se trata de la oruga de una polilla Thyrinteina leucocerae) poniendo hasta 80 huevos en su interior. Poco después los huevos eclosionan en larvas que se alimentan de los fluidos corporales de la pequeña anfitriona, la cual sigue alimentándose y moviéndose normalmente (la procesión va por dentro :( ).

Cuando las larvas crecen, llega un momento en que no cogen dentro de su anfitriona. En ese momento salen a través de la piel de la oruga y se convierten en pupas, como paso previo a su metamorfosis en avispas adultas.

Pero a diferencia de otros casos de parasitismo, el anfitrión, la oruga, no muere.

La oruga ¡¡¡ se convierte en guardaespaldas!!! de sus parásitos. Y queda a su lado vigilando y defendiéndolos de sus predadores, a los cuales aleja con violentos movimientos de su cabeza. Cuando las avispas adultas emergen la oruga muere.

Se desconoce como consiguen los parásitos provocar esta conducta en las orugas, aunque se sospecha que tiene algo que ver con la organización de la Eurocopa de fútbol.

La solución para las pobres orugas, recursiva por supuesto, pasaría por encontrar un hiperparásito que parasitase a sus parásitos (y el parasitador que los parasite buen parasitador será). ¿Alguien en la sala conoce alguno?



via -> Neatorama

7 Comentarios:

Muxfin dijo ...

Estoy en contra de tu post, pero me abstengo de hacer algún comentario ;-)

Telémaco dijo ...

Muxfin agradezco tu paradójico comentario en el que declaras que no vas a hacer comentarios. Aunque preferiría que me comentaras con lo que no estás de acuerdo, esto enriquecería mi punto de vista.

AM dijo ...

Así son las hembras. El sexo más fuerte, sexual y cruel, de todo el reino animal. Y que no te engañen políticas de género gramatical ;-)

¿Ya has comenzado a fumigar a los pulgones? Este año aprece que se retrasan, por las lluvias, ¿no?.

The_AnKaRk dijo ...

hey que buen blog...siempre entro


saludos desde Chile ^^

Muxfin dijo ...

He querido emular a nuestros políticos, que están en contra y sin embargo se abstienen ¿?, pero me falta práctica.
Lo paradójico es que los que deciden estas cosas, dudo que trabajen 48 horas semanales.
La técnica del hiperparásito, me recuerda demasiado a la vida real, no sólo a las administraciones que se agolpan unas controlando a otras, sino al ámbito laboral, el más beneficiado siempre es el último parásito, nunca la oruga.

ALyCie dijo ...

Otros ancestrales parásitos muy avispados que desde hace siglos, a las ancianas viudas adineradas, les meten no se que cosas en la cabeza, a través del oído, para que a su fallecimiento, les ceda la fortuna al ovispado.
La naturaleza se repite en interes-species.
¡Saludos!

Lula Towanda dijo ...

Os falta visión femenina. La oruga cree que son sus hijos.
Tiene razón de vivir hasta que sus "hijos" ya no las necesitan.