viernes, mayo 19, 2006

Simbiosis

Un post de Galufante me ha hecho recordar que faltan muy pocos días para que comience mi particular lucha de control biológico anual.

Desde hace años cultivo un pequeño huerto ecológico, y considero a las mariquitas mi principal aliado. Se podría decir que mantenemos una relación simbiótica.

Por estas fechas, en cuanto comienza a resecarse el ambiente y a subir la temperatura, inevitablemente ataca al huerto una plaga de pulgones .

Mi estrategia no es la clásica, dañina e ineficaz guerra química. Simplemente me dedico durante tres o cuatro días a tirar a los pulgones al suelo. Mientras vuelven a subir a los brotes de las plantas evitas que hagan demasiado daño, aunque me hacen trampas y para subir reciben ayuda de sus aliadas las hormigas.

En el fondo me dan pena, porque se deben sentir como yo me siento, subiendo día tras día a lo alto para que las vuelvan a tirar. A lo mejor hasta escriben un blog .

Sólo hay que aguantar unos días hasta que aparecen las mariquitas. Una mariquita, durante los 20 días en que está en estado de larva, come entre 350 y 400 pulgones. Y después en estado adulto come de 40 a 50 pulgones diarios. Si exterminas a los pulgones de la zona, nunca vendrán las mariquitas, si vienen no se quedarán y así no pasarán muchos días antes de producirse una nueva plaga.

¡Para que luego digan que cultivar un huerto es aburrido!.


5 Comentarios:

chousas dijo ...

Son cabezonas las hormiguitas ¿eh? ^^
La verdad es que no puedo dejar de ver a las mariquitas como un monstruo devorador de "ganado doméstico" ¬¬'

Lula Towanda dijo ...

Chousas, como se te notan las preferencias.
A mi me gustan mucho las mariquitas, pero no conocía sus preferencias gastronómicas.
De pequeña me las ponía en la mano y decía: "mariquita, mariquita, / ponte el manto y vete a misa". Aquí se puede leer la canción de la mariquita

LibertaCom dijo ...

Yo recuerdo que en las asfalfa las mariquitas crecían como reinas. Mi padre, siendo toda la vida un hombre de campo, no sabía que sus larvas estaban ahí para hincharse a comer pulgones sino que sigue pensando que se alimentaban de la propia asfalfa.
También recuerdo es que te ponías perdío, a fuerza de matar involuntariamente larvas de mariquita, hormigas y pulgones, cuando segabas la asfalfa. Pero bueno todo tiene su parte terrible, y no era mas sucio que lidiar con gentuza en las empresas.

¿Oye y no tienes ningún remedio casero para luchar con los bichos esos verdes de forma triangular que se beben los tomates? Mi padre les pone gasoil en botes de cristal, pero aún así le acartonan muchos tomates, con lo buenos que están los tomaticos con su tiempo y su sol...

chousas dijo ...

En Galicia se las usa para saber dónde está con quien te casarás, según salga volando desde tu mano, también con una canción (A mí me dio resultados bastante contradictorios, seguro que me quedo soltero :P).

Telémaco dijo ...

chousas las hormigas son unas..@#€]|;$.
Es intersantísima su organización, su tecnología ganadera, y muchos aspectos de su sociedad. De todas formas ya sabes que "un pulgón visto desde atrás se parece a una hormiga vista desde delante" y por culpa de esta casualidad a mi se me cargan las plantas. Pero la naturaleza ya se encarga de restablecer el equilibrio.

Lula es verdad que de adulto es un bicho de apariencia muy simpática.

La cancioncilla es curiosa, "mariquita, mariquita, ponte el manto y vete a misa a rezar por tu padre y por tu madre que se murieron en aquel valle. Mariquita, mariquita, ponte el manto y vete a misa, que verás lo que te dan, una aguja y un dedal”.

¿Iría a misa después de escuchar esto?

libertacom no conozco esos bichos, en mi zona lo que ataca al tomate es un hongo que los pone negros. El remedio ecologico y casero es prevenirlo clavandole un pequeño alambre de cobre en el tallo (de un cable eléctrico).

chousas no conocía esa creencia, la próxima mariquita que eche a volar desde mis dedos me fijaré hacia donde vuela.