lunes, marzo 27, 2006

Edad del Universo

Hay 40 cartas en un mazo de cartas normales. Y hay 40! de formas distintas de ordenarlas. Es decir, hay aproximadamente:
( 8.15915283 x 1047) formas de ordenarlas.

Se cree que la edad que tiene el universo, es decir cuando ocurrió el Bing Bang, es inferior a 16 mil millones de años (16,000,000,000).

Como hay 60 segundos en una hora, 24 horas en un día y 365.2422 días en un año. El número de segundos que han transcurrido desde que comenzó el universo es: 60 x 60 x 24 x 365.2422 x 16,000,000,000 =
504910817000000000 segundos (aproximadamente 5 x 1017)

Por lo tanto queda claro que existen muchisimas más formas (1.6 x 1030) de colocar las cartas de una baraja que segundos han transcurrido desde que comenzó el universo.

Incluso cogiendo sólo media baraja, (formas de colocar 20 cartas -> 20! = 2,43290101x 1018) hay que multiplicar por casi 5 los segundos de existencia que tiene el universo para superar las distintas formas de colocar las 20 cartas.

¡Que pequeños somos!


technorati ,

9 Comentarios:

Jaizki dijo ...

Interesante reflexión.

Y yo que pensaba que los jugadores de mus de Bilbao ya habíamos jugado con todas las combinaciones posibles. ;)

Lula Towanda dijo ...

Por eso forman parte de los "pasatiempos"

Duelos y Quebrantos dijo ...

No, no somos pequeños... ¡somos grandes!
Nosotros tenemos la baraja, Dios sólo juega a los dados (diga lo que diga Einstein) --> 40! versus 21 posibilidades.

Mercurio dijo ...

Duelos y quebrantos: Depende de con cuantos dados jugara Dios (No olvidemos que es omnipotente) :D

Duelos y Quebrantos dijo ...

Ahí me quedó incompleta la explicación: yo me estaba imaginando un casino de Las Vegas, a un hombre con barba blanca y botas de punta pidiendo al un espíritu invisible que le soplase sobre un par de dados rojos, y lanzándolos sobre el tapete. Tras él, a lo mejor un hombre más joven con cierto parecido familiar y algo exasperado porque su padre, a su edad, se ha hecho adicto al juego.

Gonzalo G. Cotorruelo dijo ...

Simplemente impresionante...

CARMEN_R_PURAS dijo ...

La mente humana no está hecha para los grandes números.
Cuando estudiaba yo estaba alucinada con los infinitos (1) y la cantidad de paradojas que se pueden dar con este concepto.

(1) Hay infinitos más infinitos que otros. El infinito de los números naturales (1,2,3,...) que es en el que todos pensamos, es lo mínimo que se despacha en infinitos.

Si os acordáis de las matemáticas, el siguiente infinito en el ranking es el de los números reales, que es de un rango superior. Para hacernos una idea, los naturales son infinitos en "los extremos", mientras que los reales son infinitos en cualquier punto local...

Y hasta aquí hemos llegado.

Telémaco dijo ...

jaizki ni siquiera el cerebro de un bilbaino se maneja bien con los números grandes.

lula ¡y tanto!.

duelos y quebrantos si no me equivoco son 36 (6^2), de las cuales sólo 21 son distintas. Así que no le quites 15 al pobre Dios que desde que Nitzche declaró que había muerto está bastante susceptible.

mercurio las reglas son las reglas: 2 dados de 6 caras, ¡no vale hacer trampas!... Claro que en el caso de Dios...

gonzalo nuestra mente tiene muchas dificultades en entender los números grandes y cuando los comparas te encuentras muchas sorpresas.

carmen comparto tu fascinación por los infinitos, es como forzar la mente para llegar al limite. Y en todos los límites pasan cosas extrañas.

F. Balart dijo ...

Es más simple cuando definimos las cosas bien. Un conjunto infinito (en los extremos o en cualquier punto), es el que puede equivaler a cualquiera de sus conjuntos parciales. (le debo la precisión a Borges).
Suerte, FB