viernes, junio 29, 2007

Mamá


Todo lo que necesitaba saber lo aprendí de mi madre:









  1. Mi madre me enseñó a apreciar un buen trabajo: “Si os vais a matar, hacedlo fuera. Acabo de terminar de limpiar”
  2. Mi madre me enseñó religión: “Reza para que esta mancha salga de la alfombra”
  3. Mi madre me enseñó razonamiento: “Porque lo digo yo, por eso…y punto”
  4. Mi madre me enseñó previsión: “asegúrate de que llevas ropa interior limpia por si tienes un accidente”
  5. Mi madre me enseñó ironía: “Sigue llorando y verás como te doy una razón para que llores de verdad”
  6. Mi madre me enseñó a ser ahorrativo: “Guárdate las lágrimas para cuando yo me muera”
  7. Mi madre me enseñó ósmosis: “Cierra la boca y come”
  8. Mi madre me enseñó contorsionismo: “Mira la suciedad que tienes en la nuca”
  9. Mi madre me enseñó fuerza de voluntad: “Te vas a quedar sentado hasta que te comas todo”
  10. Mi madre me enseñó meteorología: “Parece que ha pasado un huracán por tu cuarto”
  11. Mi madre me enseñó veracidad: “Te he dicho un millón de veces que no seas exagerado”
  12. Mi madre me enseñó patrones de comportamiento: “Deja de actuar como tu padre”
  13. Mi madre me enseñó habilidades como ventriloquia: “No me rezongues, callaté y contestamé: ¿Por qué lo has hecho?”
  14. Mi madre me enseñó técnicas de odontología: “Me vuelves a hablar así y te estampo los dientes contra la pared”
  15. Mi madre me enseñó rectitud: “Te voy a enderezar de un tortazo”
  16. Mi madre me enseñó lenguaje encriptado: “No me, no me…que te, que te…”
  17. Mi madre me enseñó geografía: “Como sigáis así, os voy a mandar a uno a Cádiz y el otro a la Coruña”
  18. Mi madre me enseñó biología: “Tienes menos cerebro que un mosquito”
  19. Mi madre me enseñó lógica: “¿Mamá que hay de comer?” “¡Comida!”


visto aquí

7 Comentarios:

µßio dijo ...

y, a pesar de todo, estamos mejor educados que mis hijo, que traté como a mi no me trataron.

Cornelius Phlox dijo ...

Es una de las entradas mas bonitas que he visto en un blog.

Txema Tools dijo ...

Luego, con el paso del tiempo y la colaboración de varios cómplices, La Madre deviene en La Esposa y se dan anécdotas como la de Las Galletas, verbibracia:

Un hombre agonizante percibe el olor de sus galletas favoritas que su esposa estaba preparando en la cocina. Con gran esfuerzo consigue desconectarse de los tubos, trata de salir de la cama y se desploma en el suelo. Con mucha dificultad se arrastra hasta la puerta, se apoya en la pared y casi desmayándose consigue erguirse y abrirla. Reuniendo sus últimas fuerzas logra reptar hasta la escalera y dejarse caer. Milagrosamente consciente continúa sus esfuerzos hasta lograr entrar en la cocina. Ahí, sobre la mesa, se estaban enfriando las galletas. Apoyándose en una silla estaba a punto de alcanzar una de las galletas, cuando su esposa entra y le la una fuerte palmada en la mano.

-¡No las toques! -le dice, -¡son para el funeral!

Rrío dijo ...

Ya ves, no sólo te parió, además te dió unas pinceladas de por donde iban los tiros. A mi también me enseño mi madre las cosas verdaderamente importantes, incluidas todas esas contradicciones que luego te vas a encontrar por el foro.

Mi padre trabajaba tanto que casi no tenia tiempo, de hecho sólo me enseñó una cosa: a trabajar. Y algún viejo dicho como el de "quien bien te quiere, te hará llorar", que era una especie de justificación de todo.

Lula Towanda dijo ...

jajajaja ¡soy una madraza!

ladygoogla dijo ...

genialísimo !!

Telémaco dijo ...

µßio creo que todos tenemos esa misma impresión desde tiempos inmemorables, pero no debe ser del todo cierta.

Seguramente cada generación educa la siguiente de forma "distinta" pero no "peor", nuestra percepción debe ver la realidad distorsionada.

cornelius phlox te agradezco el comentario.

txema tools :).
Me avergüenza algo reconocerlo pero el humor negro siempre me ha hecho mucha gracia.

Rrío y Lula ¿vuestros respectivos comentarios forman un dialogo entre sí?.

ladygoogla me alegro acertar tan a menudo con tus gustos. Un besazo.