jueves, enero 24, 2008

Crecer

Hoy necesito desnudarme. Si no te gustan las escenas grotescas, si detestas la obscenidad no sigas leyendo.

Aquí dentro hay un niño, que como todos los niños, tiene un "superpoder": el poder de poder crecer.

...aún tengo que crecer. Es cierto que cada vez tengo más canas en las sienes, y es cierto que cada vez tengo menos brillo en los ojos, pero la naturaleza es muy sabia y me lo compensa provocando que cada vez vea peor de cerca (de lejos nunca he visto bien). Lo que peor llevo es .... que por alguna extraña razón he comenzado a gemir cada vez que me siento o me levanto.

Otro hecho muy misterioso que he observado últimamente, es que cada vez que pongo la televisión aparece un extraño anuncio sobre la disfunción eréctil. Aunque yo a este respecto de momento no tengo preocupaciones, leí en el blog de Loiayirga que en la página web: www.problemasdeereccion.com hay un test para comprobar si necesitas o no su ayuda. Y que si obtienes un buen resultado te lo comunican al ritmo de esta banda sonora:




¡Y es cierto! ¡A mi también me ha sonado! :)

Necesito urgentemente romper las reglas (aunque tenga que inventarme alguna para poder romperla sin perjudicar a nadie), necesito equivocarme (me refiero a mucho más de lo que me he equivocado hasta ahora) y necesito divertirme más (sólo me falta encontrar algo de tiempo para poder hacerlo).

¡Me pongo a ello!


7 Comentarios:

Julen dijo ...

Tu parte de yo niño es la más directamente te conecta con la felicidad, dalo por hecho. También con otras cosas, pero te conecta con la felicidad.

neox dijo ...

Sí; creo que puede ocurrir igual, a mí también me sueña ...

Fernando dijo ...

Eso romper las reglas, equivocarse y necesito divertirse mucho. No sé... me suena de un par de tipos a los que veo mucho por casa.
¡A por la regresión!

Anónimo dijo ...

let! love rule ;-)

marisol dijo ...

Recuerdo cuando pequeña, en el colegio, debíamos escribir la fecha de cada día en el costado superior derecho de la hoja de cuaderno. Con los años aprendí a controlar mi mano, y a obligarme a escribirla al lado izquierdo. Todavía me emociona mi primer acto de rebeldía.

Anónimo dijo ...

marisol.. ?¡¿

Telémaco dijo ...

julen por eso la cuido y la protejo para que siga estando ahí. Pero cada vez resulta más difícil.

neox todo el mundo sabe que los robots sueñan con corderos eléctricos... me imagino que también soñaran con algún pastor para las ovejas e incluso con algún lobo.

fernando no les reprimas demasiado que algún día acabarás envidiándoles.

Es duro el rol de poner normas y hacerlas cumplir, por otro lado es el mejor rol que puede tener un hombre... ¿Porque es todo tan paradójico?

anónimo el amor es una de las cosas más regladas en nuestra sociedad. ¿no estás de acuerdo?

marisol cuando no te queda más remedio que vivir en una atmósfera opresiva, los actos de rebeldía son lo único que te permiten huir de la alienación.

El acto de rebeldía que más disfrute personalmente, fue aquella noche en que eche una meada desde lo alto de la garita en la que hacía guardia cuando estaba haciendo la mili.