martes, abril 18, 2006

Habilidades de comunicación

¿Porque en las ofertas de trabajo, normalmente se requieren personas con habilidades de comunicación, si después el jefe nunca las deja hablar?

Normalmente, cuando el jefe convoca a una reunión su única pretensión es que los asintientes (¡uy perdón!: asistentes) hagan oscilar en vertical la cabeza de forma periódica. Como mucho, serán bien valoradas expresiones del tipo “Ajá”, “Sí”, "Claro, claro", "Ya entiendo", "Estamos de acuerdo", para que puedan comprobar que se les está escuchando atentamente.

En esas reuniones la única aportación que se espera de uno es que confirme las ideas preconcebidas por el jefe antes de la reunión.

De hecho la inmensa mayoría de reuniones que convoca el jefe es por una de dos razones:
  1. Se pretende provocar que te sientas más implicado cuando tengas que aplicar las ordenes, para no tener que controlarte continuamente.
  2. El jefe se aburría y decidió convocar una reunión para entretenerse un rato, y de paso alimentar su ego al comprobar como todo el mundo asiente a sus brillantes ideas.


Cuando se dice que hoy en día son esenciales para cualquier trabajador las habilidades de comunicación ¿se refieren a la habilidad para mover la cabeza como aquellos perros que se ponían en los coches en los años 60?.


,

7 Comentarios:

Galufante dijo ...

Pásmate, Telémaco, que yo a las únicas reuniones a las que suelo asistir son convocadas por un jefe que es totalmente opuesto al que tú planteas...Ni tiene las ideas claras, cuando las tiene, ni conoce siquiera superficialmente la manera de conducir estas puestas en común o brainstorming rústico a que nos somete afortundamente con escasa frecuencia...
Como dice el refrán, de todo tiene que haber en la viña del Señor...

Agur.

Telémaco dijo ...

Tienes razón Galufante, hablaba de la mayoría de jefes que conozco, especialmente el mio, pero no todos serán iguales.

Lula Towanda dijo ...

Telémaco, me has recordado una imagen que vi en 1989. Una mesa de reuniones pequeña donde un jefecillo se reunía con sus chicos que parecían el perrito que pones en la imagen. En aquel entonces en el proyecto que trabajaba en la reuniones se discutía a voces y se decían cosas al jefe como "tu no tienes ni p. idea de los que cuesta hacer esto" o "eres un merluzo" (y no lo era ¡vive Dios! que era un orden de magnitud más listo que nosotros) y no nos pasaba nada. Pasaron los años y el jefecillo de los colaboradores que asentían es director general y mi querido jefe que nos permitía realizar reuniones que eran casi psicodramas es un rentista laboral. Distintos destinos para distintos perfiles de jefes.

Galufante ¿lo conozco?

serv-i-dora dijo ...

Dos estilos de gestión, el déspota (ilustrado o no, que más da) siempre actuará más desde si mismo que desde la organización, y los que le rodean actuarán en consecuencia.

El democrático, actuará desde la organización. Cada uno tiene sus pros y sus contras. El primero es más monolítico y más alejado de la realidad y el segundo está más cercano a la realidad pero es más vulnerable.

¿Cuál de los dos es más beneficioso para la organización?

Galufante dijo ...

Lula:

Pues no lo sé realmente, supongo que lo puedes conocer en la misma medida en la que yo te puedo conocer a tí...
Si necesitas alguna pista adicional, te puedo indicar la manera de acceder a un directorio personal en el que estoy seguro de que lo localizarás...:-)

Agur.

Lula Towanda dijo ...

Galufante:
Si pregunto a ese directorio que mencionas:
Dime directorio mágico que jefes no tienen ideas o no las tienen claras, o no saben conducir una reunión..

Me respondería: toda la estructura.

Galufante dijo ...

Lula:

Sabes que eso, afortunadamente, no es cierto...lo que pasa es que los que tienen ideas propias y tienen la capacidad de poder expresarlas no siempre gozan de la oportunidad de hacerlo...Ahora, eso sí, que los hay como dices, alguno conozco...

Agur.