lunes, julio 10, 2006

La rana y el escorpión

Cuenta un relato popular africano que en las orillas del río Níger, vivía una rana muy generosa.

Cuando llegaba la época de las lluvias ella ayudaba a todos los animales que se encontraban en problemas ante la crecida del rio.

Cruzaba sobre su espalda a los ratones, e incluso a alguna nutritiva mosca a la que se le mojaban las alas impidiéndole volar. Pues su generosidad y nobleza no le permitían aprovecharse de ellas en circunstancias tan desiguales.

También vivia por allí un escorpión, que cierto día le suplicó a la rana: «Deseo atravesar el río, pero no estoy preparado para nadar. Por favor, hermana rana, llévame a la otra orilla sobre tu espalda»

La rana, que había aprendido mucho durante su larga vida llena de privaciones y desencantos, respondió enseguida: «¿Que te lleve sobre mi espalda? ¡Ni pensarlo! ¡Te conozco lo suficiente para saber que si te subo a mi espalda, me inyectarás un veneno letal y moriré!»

El inteligente escorpión le dijo: «No digas estupideces. Ten por seguro que no te picaré. Porque si así lo hiciera, tú te hundirías en las aguas y yo, que no sé nadar, perecería ahogado»

La rana se negó al principio, pero la incuestionable lógica del escorpión fue convenciéndola... y finalmente aceptó. Lo cargó sobre su resbaladiza espalda, donde él se agarró, y comenzaron la travesía del río Níger.

Todo iba bien. La rana nadaba con soltura a pesar de sostener sobre su espalda al escorpión. Poco a poco fue perdiendo el miedo a aquel animal que llevaba sobre su espalda.

Llegaron a mitad del río. Atrás había quedado una orilla. Frente a ellos se divisaba la orilla a la que debían llegar. La rana, hábilmente sorteó un remolino...

Fue aquí, y de repente, cuando el escorpión picó a la rana. Ella sintió un dolor agudo y percibió cómo el veneno se extendía por todo su cuerpo. Comenzaron a fallarle las fuerzas y su vista se nubló. Mientras se ahogaba, le quedaron fuerzas para gritarle al escorpión:
«¡Lo sabía!. Pero... ¿Por qué lo has hecho?»

El escorpión respondió: «No puedo evitarlo. Es mi naturaleza»

Y juntos desaparecieron en medio del remolino mientras se ahogaban en las profundas
aguas del río Níger.


NOTA: Como rana de pura cepa desde hace muchas generaciones, tengo que añadir que la rana tampoco pudo evitarlo. También es su naturaleza


31 Comentarios:

LibertaCom dijo ...

Joer que apropiado tu cuento para explicar una reciente experiencia que he tenido. Recientemente una amiga y yo estábamos haciendo de ranas, cosa que no nos importaba. Sin embargo el escorpión tuvo la presunción y la estupidez de picarnos. Solo que esta vez la historia no acabó como tu cuento, nosotros nos lo quitamos de encima y llegamos a la orilla. En un par de semanas estábamos curados, sin embargo el imbécil del escorpión con corbata, rolex y gemelos recién acabó hace unas semanas de ahogarse en mierda.

Telémaco dijo ...

Algunas veces los cuentos acaban bien.

Vailima dijo ...

Esta es la fábula con la que Fernando Savater comenzaba a hablarnos de la Fundamentación de la Metafísica de las costumbres de Kant. Sobre el carácter.
Yo, por si acaso, me pido ser el escorpión.
un saludo

Lula Towanda dijo ...

Sé que es así, pero no puedo aceptarlo. Es como aceptar que la vida es injusta.

Telémaco dijo ...

vailima te pidas lo que te pidas los dos personajes de esta historia acaban ahogados.

Si hubiesen sido dos escorpiones también hubiesen acabado mal, si hubiesen sido dos ranas hubiese tenido un final feliz.

Por se motivo yo creo que hay que ser rana.

Lula ojos que no ven, corazón que no siente.... pero para sentir asco mejor no sentir nada.. estoy de acuerdo normalmente yo hago también como que no sé como es el mundo. Pero alguna vez de vez en cuando hay que abrir los ojos aunque sea un rato pequeño, para no perder el contacto con la realidad.

Anónimo dijo ...

El escorpión también sufre por su condición. La soledad es un efecto inevitable de la traición.

Los escorpiones no podemos dejar de traicionar.

Seré una cabrona hasta el día en que me muera, mal que me pese.

Anónimo dijo ...

Pues ya hay bastantes escorpiones en el mundo para que encima alguien se sienta orgullosa de serlo. Vivan las ranas, que no por su condición dejan de aprender; seguro que el próximo escorpión se querda en tierra, y solo. Bye

tania cantarell dijo ...

algunas veces como RANA....otras como ESCORPION... pero siempre actuando como PENDEJOS!!!... aun queriendo evadir nuestra naturaleza.

Telémaco dijo ...

tania si es que tenemos una innata tendencia a complicarnos la vida ;)

PatoBlanco dijo ...

¿Porqué ser rana es bueno y ser escorpión es ser un cabrón?

La capacidad de los que os veis como ranas de "condenar" al escorpión os convierte en otra especie de ¿depredadores?, os llevaría a comeros "a priori" al escorpión... ¿no?.

Lo que enseña la fábula, me parece que va más por "zapatero a tus zapatos"; si el zapatero quiere hacer toneles, tiene que, o tomar los dos roles o abandonar el de zapatero.

Con cariño de buen escorpión.

patoblanco dijo ...

De paso, ¿qué pensais de la Custodia compartida en los casos de divorcio?

Bambina dijo ...

Alguien me contó esta historia una vez... yo estaba enamorada de él, él estaba seguro de ser una escorpión y seguramente siempre lo habría sido... soy fuí la rana que se empeñó en confiar en el a pesar de sus propias advertencias, a pesar de las advertencias de todo el mundo que me rodeaba... Y sabeis que? NO acabé ahogada, a pesar de ello, jamás se consintió a si mismo hacerme daño, traicionarme...

Sabeis una cosa, no somomos animales, no tenemos una naturaleza concreta, somos seres humanos y por mucho que cada individuo tenga una tendencia habitual a ser mas escorpion que rana o al revés siempre puede haber algo que te haga cambiar, quizás no para siempre, pero si en ese momento.

A león

Telémaco dijo ...

patoblanco discupla que no te contestara pero se me traspapeló tu comentario.

¿Porque uno es bueno y otro malo?. Personalmente considero que tiene valor y utilidad comportarnos de acuerdo a algún tipo de moral.

Me parece que acordar entre todos unas normas de convivencia y de mutua "no agresión" es algo muy beneficioso para todos.

Y en el contexto de esta forma de pensar considero que la actitud del escorpión dañando a otro ser vivo se puede etiquetar de "malo".

bambina existe esa posibilidad sin duda, pero creo que en la mayoría de los casos una vez que alguien atraviesa la barrera y pasa al "lado oscuro" ya es difícil que cambie de bando.

Anónimo dijo ...

hay un comentario del licenciado en sicologia ricardo kleim, que da otros puntos de vista sobre esta misma historia, donde el ataque del escorpion si bien es por su naturaleza, no lo hizo por maldad sino que fue por una reaccion natural que al sentirse con miedo en el medio del rio tuvo una forma de responder a ese miedo, de esa forma, si la rana se hubiera dado cuenta de eso o el mismo escorpion hubiera expresado su miedo esta historia podria haber terminado de otra forma

Anónimo dijo ...

Yo conozco otro final para esa historia, termina con el escorpión diciendo: "Pero ranita, yo se nadar..."

Telémaco dijo ...

anónimo desgraciadamente (teniendo en cuenta que me suelo alinear del lado de las ranas) tienes razón y los escorpiones también aprenden a nadar.

Anónimo dijo ...

Creo que lo importante de esta fabula no es el bien o el mal, el escorpion no actuó con malicia, no deseo en nigun momento asesinar a la rana, no lo planeo predeterminadamente... como lo dice al final es SU naturaleza, es algo más alla de lo que el puede pelear o controlar... al final ambas naturalezas se destruyen. Yo estoy de acuerdo con un comentario que dice que esa naturaleza causa soledad... pero es inevitable, porque esa es la naturaleza de todos los escorpiones

Anónimo dijo ...

El único ser vivo que es capaz de engañar, mentir, traicionar y matar el el hombre. El hombre es el único que dota a su maldad de razón.
Los animales sólo matan por instinto y supervivencia.

Miedo me dan los hombres escorpiones, que manejan su aguijón con premeditación y alevosía...

Un saludo, Telémaco.


Penélope
(pero no soy tu madre)

Anónimo dijo ...

perdonad que os corrija perro el que falla en la istoria es la rana por una sencilla razon y es la moraleja de la istori :de nada sirveobrar bien con quien por su naturaleza solo puede devolverte el mal. hay que ser humilde y buen obrador pero no necio

maiteagirre dijo ...

Es una historia de amor y destino hermosamente tragica.
Sin embargo la rana puede cambiar el destino de ambos, tiene ese poder, porque es un animal que nunca es lo que parece ¿lo habeis olvidado?

Anónimo dijo ...

ola soy un murciano y pienso k la justificacion del cuento es:
si una dia estas salido y t apetece exar un polvo y pasas x un puticlub aunke sabes k puedes contraer varias enfermedades tu koges y entras porke es ley de vida como el escorpion a la rana!

Anónimo dijo ...

murciano estoy contigo kuando kieras examos uno!

Anónimo dijo ...

alomejor el escorpion no queria morir solo,rompio su naturaleza al morir junto a la rana.

¡LA TONTA! dijo ...

Yo creo que en la vida, todos somos alguna vez escorpión, y otra veces rana.
Pues bien! Todos obramos por nuestra propia naturaleza, y eso mismo hizo la rana, que lo ayudo a cruzar como hacia con los otros. El tema esta en que los que por “propia naturaleza” le damos una oportunidad a quien de antemano sabemos que no lo merecen!!!!
Y esto va para vos Gustavo Roque Pietrafesa.
Lastima que yo termine como la rana.
Y tu, como siempre, SOBREVIVIS!!!!

Anónimo dijo ...

Hola, realmente, esta fabula, tiene que ver mucho con la psicología humana.

Verdaderamente, hay gente que hace de rana, y gente que hace de escorpión.

Si que es de buenos y malos. La rana es la persona voluntariosa, amable, y que da todo por los demas. El escorpion es el que se aprovecha y cuando puedo dispara a matar. Solo por su propio beneficio.

Realmente os digo, que en esta vida, conocereis muchas ranas, pero desgraciadamente, tener cuidado. No vaya a ser que tengais un escorpion a vuestro lado. Y os peque picotazo. Por que duele, duele mucho.

Tristemente firmado una rana.

CAESAR_J dijo ...

Las fabulas o las parbolas se construyen para que las comprendan tanto personas sencillas (los niños por ejemplo) o personas muy intelectuales. Asi que no le den tantas vueltas a la cosa: la rana representa la generosidad y la fé. el escorpion la estupidez y la mala fé.
Las interpretaciones que no pretendan contenido moral podran ser ingeniosas, no lo dudo, pero aqui no se trata del ingenio humano, que es lo más facil de encontrar. Aqui se busca educar para no caer ni en la mala fe ni en falta de precacucion a la hora de aquella generosidad que expone a quin la practica a riesgos absurdos.
No hay cosa mas terrible en la historia de nuestra especie que la mala fe ni mas tragica que la generosidad sin medida.

Epicuro_Feliz

Anónimo dijo ...

Me llamo Felipe, soy de Córdoba, para los interesados, he llegado aquí a través de escribir rana y escorpión en google, lo escribí porque en el capítulo 10 de la 2ª temporada de Los Soprano, el prota está hablando con su psiquiatra y le dice que él es así,"no puedo evitarlo" como el escorpión, pero estoy de acuerdo en que no hay buenos ni malos, yo me considero un buen tipo, y he hecho diez mil cabronadas, y seguro que la rana come moscas, aunque de vez en cuando las ayude a cruzar el río, no me jodáis ranitas, jajaja, un saludo! yo no es que quiera ser escorpión, es que lo soy, nací un 18 de noviembre, lástima, como ha dicho alguien, la condición de ambos los llevó a la muerte. Vean Los Soprano, es cojonuda!

Antonio dijo ...

Espero que aceptes mis disculpas por los anteriores comentarios, producto de mi debilidad..., etc. Muy sinceramente. De todas maneras, la rana ayuda a pasar a una rata, no a un escorpión. ¿Cómo es, en realidad, ese cuento?.
Saltemos!!

Nicolai Alexander dijo ...

Asi es el amor.
Los dos fueron auténticos.
RR

Javier Barbolla dijo ...

Conozco la fábula y siempre me he resistido a darle sentido,es decir,justificar al escorpión.El hombre,cuando es "unum bonum y verum",cuando es hombre de verdad,sabe moldear sus pulsiones y adaptarse a las circunstancias,cambiando su manera de ser,sabiendo rectificar a tiempo.No se puede ir por la vida justificandose con la inevitable condición.Salud,javier

sofia dijo ...

gracias por sus comentarios que me ayudaron a entender lo que me está pasando-Alguna alguién usó ese cuento apra romper conmigo, nunca lo quise entender pero creo que me hizo un favor ya que no se portó tan "escorpión"