viernes, julio 27, 2007

¿Confías en mi?

Dos profesionales viajaron a Egipto a atender cuestiones propias de su negocio.

Cuando llegaron al aeropuerto de El Cairo era ya de madrugada y sólo había un taxi disponible para trasladarles al hotel. Este era uno de esos Mercedes casi de la época de la guerra de los seis días, destartalado y con la carrocería hecha a retales de desguace.

Como no había otra opción, se liaron la manta a la cabeza y se aventuraron en el taxi, tras un breve regateo con el conductor para fijar el precio, finalmente fueron conducidos a su destino.

En el momento de pagar y al solicitar el preceptivo recibo, el taxista les miró de arriba abajo -venían vestidos con traje y corbata- y les dijo:

¿Quieren decirme que su empresa no se fía de ustedes y le piden un recibo y sin embargo sí se fía de mí, que ni siquiera me conocen, y de un papel que les escriba a mano?


Anécdota recogida del blog de Antonio España, sin duda uno de los más interesantes de mi blogroll.

10 Comentarios:

ADMC dijo ...

Que pies más feos¡

¿Confiaís Vos, en Nos?
¿O hace falta extender este Recibí?

Ya sabes..

Un saludín, saturnae

Andrómack

ADMC dijo ...

Prometo que si algo no me gusta, no diré que me gusta.

Mentiría si dijera que mi corazón es sólo de él.

Jamás volveré a decir que antes, era mejor.

Lo prometo

.)

Pilix Forever dijo ...

Sobre la confianza, la frase que mejor refleja la realidad es aquello de... La confianza da asco.

ADMC dijo ...

Querida pilix;

Sí, pero otras veces da un gustito, que... paqué.?

La desconfianza también, hasta que se conquista.)

Besos de agua y arena

Luis-tic616 dijo ...

Pues yo no me agacho

corso dijo ...

Yami naide me la chupa.

naufragus dijo ...

Que foto más chunga. Yo como Luis-tic616, tampoco me agacho. Y como dice pilix forever "La confianza da asco" y, en este caso, seguramente, dolor.

Muxfin dijo ...

La experiencia me dice que hay que agacharse, pero doblando las rodillas y a poder ser de espaldas a la pared.

Fernando dijo ...

Efectivamente, como dice Muxfin, hay técnicas de agacharse para desconfiados.
Pero también están los que se agachan a la mínima...

cebolla dijo ...

Excelente anécdota. Excelente foto.