martes, mayo 08, 2007

Eficiencia mortal

Estas fotografías me han recordado mucho los eternos atascos que sufría continuamente cuando vivía en la gran ciudad.

Desde abajo, desde el interior del atasco, uno tiende a pensar que es algo inevitable, que es simplemente culpa de que "hay mucho tráfico".

Pero alejándote un poco del problema, como ha hecho el helicóptero desde el que se han tomado las fotografías, es fácil reconocer la verdadera causa: que no es otra que la que los informáticos llamamos un "deadlock" (abrazo mortal).

Una vez conocido el problema, ya no parece tan inevitable... Con un simple y sencillo sistema que controle los automóviles que entran en el cruce se evitaría.

Claro que tampoco es cuestión de poner semáforos donde no se necesitan, como diría Julen. Y es importante limitarse a controlar exclusivamente los sitios necesarios, los cuellos de botella donde se originan los atascos, como diría Mario.

Pero si el sistema tiene cruces (recursos compartidos) y si el control del sistema se reduce simplemente a presionar a todo el mundo para que llegue lo antes posible, entonces el problema y sus consecuencias son inevitables.

Y esto mismo ocurre con el flujo de materiales en proceso en la mayoría de las fábricas y talleres que conozco.

Pero en este caso es aún más fácil la solución, pues en una empresa los que dirigen y controlan el sistema tienen a su disposición información sobre los procesos antes de la asignación de recursos.

Pero desgraciadamente, lo "normal" es que todo el esfuerzo de control se concentre en procurar que cada recurso, trabajador, sección o departamento alcance el máximo rendimiento. Y de esta forma no es de extrañar que los atascos sean "mortales", aunque se consideren "naturales".

Claro que desde abajo no es fácil ver lo que realmente ocurre, y no todo el mundo sabe pilotar un helicóptero ;)

6 Comentarios:

Julen dijo ...

No cabe duda de que uno de los fenómenos más interesantes de analizar es el que tiene que ver con este tipo de embotellamientos. Lo digo porque estoy convencido que muchas empresas pueden extraer conclusiones para mejorar la gestión de sus flujos (sean físicos o de información).
Bonitas fotos. Jodido estar ahí abajo, ¿verdad?

ADMC dijo ...

Desde luego, la rotonda es un signo de nuestro tiempo. Nunca he visto construir más, en menos tiempo.
Acabamos maread@s entre vueltas, rotonda, humo y atascos.

Telémaco, por tu bien, sigue en el Campo.

Helicóptero para los pobres YA¡


2.0
Sea-Hawk

Anónimo dijo ...

Un atasco en una rotonda, es como un cordón sanitario roto. :)

Estoy de acuerdo en que la mala gestión de información produce efectos indesados, a todos los niveles. Pero no podemos olvidar que dentro de los coches, hay personas.

¿Dónde están los semaforistas cuando se les necesita?

manly dijo ...

Pero esto es España?? Como sea Madrid y lo vea Gallardón, ya está construyendo otro túnel

jofegaber dijo ...

claro, como tu lo ves desde arriba la montaña..., ya caerás, ya caerás....

Ah, pecador, que te observo desde mi puesto explotado.... ya te veré caer desde mi bicicleta estática a todo rendimiento....

(anda que el día que me de cuenta que tengo la posibilidad de usar las ruedas.....)

Pilix Forever dijo ...

Totalmente de acuerdo con admc, lo de las rotondas es un fenómeno paranormal... como si con ellas se solucionara todo. Vaya, que peor es el remedio que la enfermedad.