domingo, noviembre 12, 2006

Lo confieso: "Soy rico"




Estos días estuve manteniendo una interesante conversación sobre MacGyver y los ascensores con Andrés y otros entrañables amigos blogueros.

A raíz de esa conversación he decidido desvelar un pequeño secreto: Soy rico.

Porque ¿cuanto dinero hay que tener para ser rico?.

No sé que opinaréis vosotros, pero yo lo tengo muy claro, para ser rico hay que tener el suficiente dinero para no tener que preocuparse por él.

Siento un poco de pudor al confesarlo, pero soy rico, porque desde hace muchos años no me preocupa demasiado el dinero.

Tiempo, de eso si que tengo poco y me gustaría tener más. Y ganar mucho más dinero que el que gano ahora, sólo tendría sentido si me permitiese tener más tiempo en propiedad, para decidir libremente y sin ningún otro condicionante como gastarlo (y no creáis que estaría ocioso, ¡hay tantas cosas que me gustaría hacer!). Pero por desgracia todas las formas que encuentro de ganar más dinero provocarían exactamente lo contrario, menos tiempo.

También soy padre, porque tengo dos hijos, así que soy un padre rico. Sin embargo Jaizki, te aseguro que a mis hijos no le hablo de dinero, a lo mejor es que no soy un buen padre rico ;) . Andrés de "marca propia" si que les hablo con frecuencia, les hablo de que deben tener su propia personalidad, de que eviten perderse en el rebaño, de que tengo un amigo bloguero que siempre cuenta que ellos mismos son la principal herramienta para crear su proyecto de vida.

Y ya que estoy en día de confesiones, voy a confesar otra cosa: También soy feliz. (Lula de todas formas aprecio muchísimo tu gran sabiduría y tus impagables consejos).

No siempre, obviamente, pero el balance es muy positivo. Mi secreto es ...

...no sé si recordáis la terrible maldición:

... ¡Que desaparezcan tus alegrías cotidianas! A partir de ahora tus cafés se enfriarán en segundos, la cerveza que te sirvan estará caliente y los vinos te sabrán amargos; llegarás a la parada del autobús cuando el tuyo acabe de marcharse y el siguiente tardará el triple de lo normal en llegar; perderás todos los trenes y aviones por segundos; jamás recordarás el nombre de la gente que conozcas; entrarás siempre tarde en cines, teatros y espectáculos; toserás violentamente cada vez que te eches a reír; nunca se te volverá a ocurrir ninguna excusa; los ordenadores se te colgarán en los momentos más inoportunos; las máquinas expendedoras nunca te devolverán cambio ni funcionarán correctamente para ti; mancharás tu traje varias veces en cada comida; la gente que se cite contigo llegará siempre tarde y se equivocará de sitio; sudarás como un cerdo al mínimo amago de calor y te constiparás con la más tenue corriente de aire;...

Pues bien, ¡al revés también funciona!. La felicidad es fácil conseguirla disfrutando con las cosas pequeñas.

Mi lista es muy muy muy larga, pero incluye:
  • escuchar reír a mis hijos,
  • desconectar el despertador los viernes por la noche,
  • abrazar a mi mujer,
  • vivir en un sitio que me permite salir todas las noches despejadas de invierno a ver Orión y las de verano a ver Escorpio
  • escuchar buena música,
  • cuidar y comer las verduras que yo mismo cultivo,
  • sentir el calor del sol de Otoño en mi cara con los ojos cerrados,
  • leer un buen libro,
  • pasear por un hayedo en Otoño,
  • pintar un cuadro,
  • etc., etc., etc., etc., etc., ...
Espero que a partir de ahora no me miréis mal, porque ya se sabe que como decía Quevedo "La envidia va tan flaca y amarilla porque muerde y no come".



14 Comentarios:

Andres dijo ...

No deja de sorprenderme la cantidad de cosas que tenemos en común.

http://www.marcapropia.net/2005/11/soy-rico.html

Andres dijo ...

No había oido la música. El conjunto te pone los pelos de punta.

Gracías amigo

Telémaco dijo ...

Es imperdonable que yo no leyera tu post :(

¿Me falló el bloglines?.

Siempre he pensado que efectivamente coincidimos en muchas formas de pensar.

La canción es de MercyMe, los mismo de aquella impresionante I can only imagine

AJX dijo ...

Pues yo ya debo de tener algo de la la maldición de Sísifo porque siempre se me planta el ordenador cuando más lo necesito... Y al mismo tiempo, yo debo ser tb un poco maldición para los demás, porque siempre llego tarde y perdiéndome, jeje

Julen dijo ...

Disfrútalo, Telémaco, disfrútalo.
Un saludo,
Julen

Sergi F dijo ...

Estoy totalmente contigo.

En mi caso, solo me falta el no tener que preocuparme por el dinero, el resto ya lo tengo, lo saboreo y disfruto cada segundo.

El no preocuparme del dinero quiere decir trabajar con lo que me gusta para cubrir todas las necesidades monetarias de mi familia y poder disfrutar de la vida.

No quiero tener más que ese y aumentando el resto seré rico de felicidad.

Nice dijo ...

¡Enhorabuena Telémaco!
Otra confesión: !!!Todos somos ricos!!! (aunque se nos olvide, no queramos verlo o lo neguemos testarudamente!!!!).

Sí, es la aplicación universal de la Maldición de Sísifo: Queramos o no queramos, todos fuimos, somos y seremos RICOS!!!

Ricos = SER riqueza/valor (interior)

Jaizki dijo ...

¡Enhorabuena Telémaco!

Me alegro mucho de que seas rico, y sobre todo, de que seas feliz.

Sobre la educación de tus hijos, no soy quién para dar consejos, pero, en general, no veo ninguna ventaja en aparatar a los niños de los "asuntos de dinero".

El dinero ni es bueno, ni es malo. Lo que puede ser bueno o malo es lo que hagan las personas con él o para conseguirlo.

Entender cómo funciona el dinero, puede servir para ahorrarse muchos problemas financieros y, sobre todo, para poder disponer de mucho más tiempo para uno mismo, la familia y las propias aficiones.

Telémaco dijo ...

ajx no estarás dejando que te pasen desapercibidas las cosas importantes, fíjate a tu alrededor y la maldición desaparece.

julen gracias. Se de buena tinta que tú también eres rico así que también te deseo que lo disfrutes.

Sergi ¿te preocupa el presente o el futuro?. ¿Todavía no has encontrado una salida?.

Te deseo suerte.

nice bueno.. todos no, me temo. Como ocurre con el sexo, la riqueza reside en la cabeza, pero hay quién se empeña en buscar (ambas cosas) dentro de los bolsillos del pantalón y claro.. así no se lo encuentra.

jaizki a lo mejor estoy equivocado (no estoy seguro de casi nada) pero quiero que mis hijos de mayores sean ricos como yo. Y creo que eso sólo es posible si consideran el dinero una simple herramienta y no el fin.

¿Tendría utilidad aprender a manejar dicha herramienta? Pues si, pero hay tantas cosas más importantes que eso... y un buen martillo no hace un buen carpintero.

Esto es lo que opino, pero para nada quiero sentar cátedra, no soy nadie para hacerlo.

Lula Towanda dijo ...

Llego tarde, con la lengua a fuera. Enhorabuena por tu riqueza de la buena. Aunque también soy rica me gusta mortificarme y me doy al pluriempleo. Solamente los ricos nos podemos permitir ser profesor asociado en la Universidad, aunque no te lo recomiendo, sale muy caro y no te queda nada de tiempo. Cualquier día nos encontramos en el club de los ricos de verdad y nos miramos unas estrellas o nos damos un paseo por el hayedo.
Me ha encantado tu referencia de Quevedo, es mi ídolo. Parece que le daba yu-yu el amarillo:
Madre, yo al oro me humillo,
él es mi amante y mi amado,
pues de puro enamorado
de continuo anda amarillo;
(como la envidia)

AJX dijo ...

Jaja, qué bueno: "Como ocurre con el sexo, la riqueza reside en la cabeza, pero hay quién se empeña en buscar (ambas cosas) dentro de los bolsillos del pantalón y claro.. así no se lo encuentra." Me has hecho reír, tienes razón. No sé di me dejo cosas importantes sin ver a mi alrededor, la verdad, muchas veces pienso que lo más interesante sale de dentro de uno.

Jaizki dijo ...

Telémaco, me gustaría saber que te hace pensar que el dinero es un fin para mí.

A mí me interesa el dinero porque es un medio para comprar lo que para mí es más valioso, mi tiempo. Y mi tiempo es mi libertad.

Como comentaba el otro día Bloger en prácticas en Formacion, ¿inversion o gasto?:

"Si crees que la formación es cara... prueba la ignorancia."

No aprendas cómo funciona, y te pasarás la vida sufriendo las consecuencias.

Telémaco dijo ...

lula nos vemos en el club (y no llevaré nada amarillo).

ajx me alegro haberte hecho reir... ¡pues mira, este post ya ha servido para algo!

jaizki nada. ¿que te hace pensar a ti que yo supongo que para ti el dinero es un fin? ;)

Ya te comenté algún día que en mi opinión estamos de acuerdo en muchas cosas, sólo diferimos en algunos matices y sabores de la lista de prioridades (y es normal porque eso es lo que marca nuestra individualidad).

Mi lista de prioridades era más parecida a la tuya, pero después de estar más de 40 años "haciendo inversiones" para disfrutar de la libertad futura me he dado cuenta que se me estaba pasando la vida en ello.

De nada sirve hacer inversiones si luego no "realizas beneficios". Si todo lo que obtienes lo reinviertes serás rico "póstumamente", y yo prefiero ser rico ahora.

Jaizki dijo ...

Telémaco, me temo que no me explico demasiado bien.

De hecho, mi interés en conocer el dinero y en invertir es aprovechar los beneficios. En vez de pasarme la vida trabajando por cuenta propia o ajena para (sobre)vivir, espero poder eliminar esa dependencia en unos pocos años.

Para lograrlo he elegido un camino que me gusta por sí mismo, independientemente del objetivo final. Creo que si no consigues disfrutar del camino, es imposible llegar a la meta.

Espero tener algún día la oportunidad de comentarte estos temas en persona.