martes, octubre 18, 2005

Cifras

A los mayores les gustan las cifras. Cuando se les habla de un nuevo amigo, jamás preguntan sobre lo esencial del mismo. Nunca se les ocurre preguntar:

   ¿Qué tono tiene su voz?
   ¿Qué juegos prefiere?
   ¿Le gusta coleccionar mariposas?

Pero en cambio preguntan:

   ¿Qué edad tiene?
   ¿Cuántos hermanos tiene?
   ¿Cuánto pesa?
   ¿Cuánto gana su padre?

Sólamente con estos detalles creen conocerle.

5 Comentarios:

David Monreal dijo ...

Hace tiempo que estamos oyendo que se prejubila a los trabajadores, pero últimamente el sector de los Recursos Humanos se está haciendo eco (más que nunca) de las consecuencias en la pérdida de conocimiento en la Compañía.

Incluso estoy empezando a oir voces que se plantean recuperar a profesionales retirados como un activo importante.

Un saludo!


D.

Telémaco dijo ...

David, me alegro de escuchar eso.

En nuestra cultura occidental parece que sólo está bien visto lo "joven", lo consideramos un valor positivo contrapuesto a "viejo" que parece negativo. Esto unido a la cultura de "usar y tirar" y ya le tenmos liada.

Que conste que soy "joven" (aunque menos de lo que me gustaría), porque parece que para defender la valía de los mayores de 50 hay que ser estar en esa edad.

Lula Towanda dijo ...

Va a ser que solo mi paisano Jose Luis Perales sabe preguntar: Y cómo es él, en que lugar se enamoró te ti, a qué dedica el tiempo libre....

:-)

palabras errantes dijo ...

Hermoso este post, y tan cierto
beso

Telémaco dijo ...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.