martes, octubre 18, 2005

Prejubilaciones

Dice Monreal que está preocupado por las prejubilaciones, debido a las noticias que publica hoy la prensa.

Yo como él, también pienso que esto va contra el sentido común.

La empresa que prejubila no sólo está desperdiciando conocimiento, está tirando la forma en que genera valor.

Personalmente elijo la oficina bancaria a la que voy, principalmente por la persona que me atiende. ¡No! No voy a la oficina más cercana, voy a la oficina en que me atiende Oscar.

Últimamente la experiencia de ir al banco es como ir a la pescadería (sacando el numerito y todo) o al mostrador de la teletienda (en donde en lugar de atender tus necesidades, sólo se esfuerzan en intentar venderte una sartén, un DVD o un seguro de vida).

En mi opinión están equivocados. A los clientes no nos queda más remedio que tragar y elegir entre lo menos malo, y por este motivo ellos observan que cada vez ganan más dinero y refuerzan sus políticas. Pero en mi opinión es un espejismo. Los clientes no somos tontos y nos damos cuenta de como se ha degradado nuestra relación con la empresa.

Además no lo entiendo. Si intentas aumentar tus beneficios a base de reducir costos ¿hacia donde vas?. El año que viene tras la reducción de costes de este año, ¿qué van a hacer? ¿reducir más costes? ¿hasta cuando? ¿hasta que los costes sean CERO?.

Las únicas empresas que tienen costes CERO son las que han cerrado.

No es el camino, el camino es aumentar los beneficios generando más valor, y con las prejubilaciones claramente están destruyendo la forma de generar valor.

¿No estáis de acuerdo?

9 Comentarios:

archinetman dijo ...

Totalmente de acuerdo. Yo diría que, a la gente de determinada edad, se la debe poner al mando en forma de consejeros, asesores, dirigentes y formadores de la gente nueva.

De ese modo, te aseguras una continuidad en la forma de trabajar, en la mentalidad de la empresa y, a la vez, descargas el trabajo pesado y estresante en chavales con mentalidad para aguantarlo mientras que liberas de esa presión a gente que, en muchos casos, no tiene la salud necesaria para aguantarlo.

Conjugas la experiencia con las nuevas ideas y la vitalidad. Me parece la mejor combinación.

oscarm dijo ...

De cómo me atienden en mi banco, mejor no te hablo. A ver si me demandan por lo que diga.

De las prejubilaciones, pues sí y no. Si las empresas trataran de forma adecuada a esas personas de más de 50 años, no querrían prejubilarse. Claro, que con ofertas como las hacía Telefónica hace unos años no hay forma de resistirse.

Consultor Anónimo dijo ...

Depende. Lo que dice archinetman es muy bonito, pero la realidad es que ni todo el mundo está preparado ni tiene las condiciones para ejercer de todo eso (formador, asesor, consejero...), ni tampoco hay demanda interna para tanto asesor.

En entornos que han cambiado tanto y tan rápidamente como el sector bancario, hay un grueso de personas mayores que no tienen capacidades o/ni motivaciones para adaptarse a las novedades. Además, están protegidos por condiciones laborales que les hacen caros y poco flexibles. Así que es mejor prejubilarles que lidiar (=gestionar, formar, etc.) con ellos.

Se habla de destruir valor, pero no creo que sea cierto. Por cada persona prejubilada, se suele incorporar más de una persona joven, más formada, más flexible (y también más dispuesta a tragar). Esa "persona y pico" posiblemente genere más valor, y a menor coste, que la persona prejubilada.

La experiencia es un grado en algunos sectores, pero en otros es un lastre.

unasincriterio dijo ...

En general, saber siempre es contraproducente para la empresa si, como trabajador, pretendes sacar partido de ello. Siempre habrá mulos de carga(jóvenes, baratos o sin ni puta idea) que saquen adelante lo que sea. Por cierto, ¿Que tal esa moral?

Telémaco dijo ...

Archi, estoy de acuerdo con el clásico modelo de ir incorporando gente joven y ponerla al lado de la gente experimentada hasta que hayan alcanzado ellos mismos experiencia.

Es lo que se sigue haciendo en los sitios más importantes y críticos, por ejemplo con los médicos, y debería ser el módelo normal (en el sentido estadístico), porque es el más lógico.

Estoy contigo en que la formula que mejor funciona es "nuevas ideas + experiencia", pero la más barata (a corto plazo) es "nuevas ideas+prejubilaciones".

Oscar, estoy de acuerdo contigo, pero para que la gente no quiera prejubilarse (aunque le hagan ofertas irresistibles) mucho tenía que cambiar el ecosistema laboral. Me temo que soy bastante escéptico.

Consultor anónimo, efectivamente por la propia naturaleza de las organizaciones, estás siempre tendrán forma de pirámide con menos personas en los puestos altos que en los inferiores. Pero ya está previsto que se renueve el personal cuando alcanza la edad de la jubilación, ¿porqué antes?.

Pienso que la responsabilidad de que la gente no tenga capacidad o motivación es de la empresa, porque la empresa es dueña del tiempo laboral.

En entornos que cambian tanto y tan rápidamente lo que se debe hacer es intensificar la formación y la motivación y no prejubilar. En mi opinión ese es el camino en que ganan todas las partes.

Pero la frase clave es la que tu has dicho (..y también más dispuesto a tragar..).

"La experiencia en algunos sectores es un lastre"(???). ¿Cuantos años tiene el Sr. Botín?.
¿porque a modificado los estatutos para eliminar cualquier tope de edad que afecte a su jubilación?.
¿Porqué don Emilio ha dicho que para él no rigen los topes de edad?

UnaSinCriterio, totalmente de acuerdo, creo que ahí está el factor clave. Gracias por tu interés, mi moral de momento está en "stand by".

oscarm dijo ...

Hombre Telémaco, Botín no se jubila porque le gusta lo que hace y gana mucho dinero. Yo en su caso tampoco me jubilaría (creo).

Pero el consultor tiene razón. En el caso de la banca, conozco un caso (muy cercano) donde aprendió a usar el ordenador por obligación. Y me comenta que otros compañeros suyos ni eso. Como para pedirles que aprendan nuevas técnicas de lo que sea.

También es verdad que esas personas tienen otros recursos y que sería bueno conocerlos por los nuevos. Pero para eso no hacen falta 8 horas al día durante los 10 años que le quedan hasta los 65.

Bueno, la verdad es que el tema da para mucho. Hay tantas respuestas como prejubilados, creo.

Consultor Anónimo dijo ...

Lo que cuenta Oscar del ordenador es así. Y lo mismo con técnicas comerciales, etc...

Cuando les contrataron, eran jóvenes sin apenas formación que tenían que hacer trabajos administrativos en su mayoría. No problem. Pero viene un cambio y sobran puestos administrativos, y se necesita gente con conocimientos financieros, habilidades comerciales, etc.
Parte de los antiguos administrativos hacen un esfuerzo personal y se adaptan a los cambios. Pero muchos otros no. Y además se enrocan con un convenio ultradefensivo, por el que no se les puede tocar un pelo ni se les puede despedir por la pasta que cuestan.

Así tienes gente que sabe de la banca de antes, pero no sabe (ni quiere saber) de la banca de ahora. En ese sentido digo que en algunos sectores la experiencia es un lastre.

Y también es el motivo por el que la simple rotación demográfica no vale: no se incorporan perfiles iguales a los que salen, por lo que hay que acelerar la salida de perfiles "no adecuados" y la entrada de perfiles "adecuados".

Por cierto, por lo que yo conozco, la inmensa mayoría de las personas en el mundo financiero con una edad entorno a los 50 años MATARÍAN por entrar en un plan de prejubilaciones. No quieren formación, no quieren motivación, no quieren los nuevos horarios... quieren irse a su casa con su dinero en el bolsillo (en ocasiones, con cifras cercanas al 90 o al 100% de su sueldo). Eso es mejor que tener que aprender cosas nuevas, que currar más horas y con peores horarios, que tener más incertidumbre laboral... para eso, no hay motivación ni formación que valga. Lo único que hay es "a la fuerza ahorcan", que es lo que le pasa a la gente joven. Pero como a los mayores no los ahorcan...

Así que, en mi opinión, el escenario donde "todos ganan" es el de las prejubilaciones; las empresas se quitan de encima un problema (sí, empleados carentes de las habilidades que exige el mercado y con altas dosis de inflexibilidad derivadas de un convenio son un problema para la empresa) y los empleados se quitan de encima la presión de tener que ir todos los días a un trabajo que hace tiempo dejaron de dominar, de aguantar a jefes 30 años más jóvenes que ellos, de defender sus derechos adquiridos frente a compañeros que no los tienen o de manejar sistemas o productos que no alcanzan a entender.

Las prejubilaciones no las veo yo como una cuestión de moral; son una cuestión de cuánto dinero está dispuesta a pagar la empresa y cuánto dinero está dispuesto a aceptar el trabajador; apostaría a que cerca del 100% de la gente preferiría no trabajar si le aseguran el mismo dinero.

Lula Towanda dijo ...

Lo de las prejubilaciones me parecen muy bien cuando son voluntarias. Tiene razón el consultor anónimo cuando dice que es una solución en la que todos ganan.
Ahora, cuando una persona se ha adaptado a los nuevos tiempos y está a gusto con los que hace y quiere seguir haciéndolo aunque gane menos dinero que Botín, me parece una putada que le "obliguen" a prejubilarse.
Diréis que a nadie se le ponen un puñal en el pecho, pero hay muchas maneras de aislar laboralmente a una persona hasta que pierda toda la motivación y tire la toalla.
Conozco varios casos de los que describo, uno de ellos resiste como un jabato y me duele verlo tan maltratado injustamente con las ganas que tiene de hacer cosas y hacerlas bien.

Telémaco dijo ...

Este debate se está poniendo más interesante de lo que me imaginaba.

Lo primero es daros las gracias a todos por lo mucho que enriqueceis la conversación con nuevos aspectos, que yo de forma demasiado simplista no había contemplado.

Efectivamente, cuando escribí el comentario sólo tenía en mente a buenos y experimentados trabajadores a los que se prejubilaban de forma forzosa. ¡Bueno!, es que en mi entorno cercano son los casos que conozco y Lula parece conocer también a otros cuantos.

Si se trata de una prejubilación voluntaria de un trabajador que no quiere adaptarse a nuevos métodos de trabajo (y no a nuevas condiciones laborales) yo tampoco estoy en contra.

Estoy de acuerdo en que el panorama actual se parece bastante al que describen Oscar y El Consultor Anónimo, pero no creo que la causa sea la falta de capacidad intelectual para adaptarse a los nuevos sistemas (tampoco es tan difícil, ni estamos hablando de analfabetos).

En mi opinión la causa mayoritaria es la falta de motivación (no es que no puedan, es que no quieren). Y curiosamente a esta desmotivación contribuyen enormemente las prejubilaciones.

No estoy de acuerdo con que una persona cobrando el 100% de su sueldo prefiera quedarse en casa, eso sólo es verdad si su trabajo no le motiva suficiente (aunque es verdad que así estamos casi el 100% de los trabajadores).