sábado, octubre 15, 2005

Motivación

Ayer me llamaron a un despacho para "motivarme".

Lo hicieron con la habilidad acostumbrada.

Tanta que esta noche casi no he podido dormir.

¡Gracias jefe!

9 Comentarios:

El Operador dijo ...

Uhmmm. No me gusta nada este tonillo. Ya sabes que los jefes son jefes por que no sirven para nada más que para... "motivar". Animo y ni caso y esta noche te me tomas una copita a la salud de "tus lectores" y me duermes como los dioses mandan.

Andres dijo ...

¿Se avecinan cambios?

Joserra dijo ...

La foto explica demasiado bien sobre el tipo de "motivación" recibido, ¿cierto?

Telémaco dijo ...

Operador. Tienes razón, voy a tomarme una copita a vuestra salud. Como se nota que eres un profesional en esto de ayudar al personal.

Andres y Joserra ¡Si!. En mi empresa cuando te llaman al confesionario, al salir no sabes si te han felicitado o han decidido prescindir de tus servicios.
Lo peor es la incertidumbre. Sólo queda esperar.

Pilix Forever dijo ...

Mientras no aparezcan las palabras: reestructuración, cambio de orientación o fluctuaciones en la economía, tranquilo...

Telémaco dijo ...

Pilix gracias. ¡No!, en realidad no se pronunciaron esas palabras, me temo que esta vez fueron más directos.

Lula Towanda dijo ...

Tranquilo Sísifo, todo es una comedia. Ellos te motivan y tu te das por motivado. Es tan fácil tenerlos contentos. Nunca des un bit de información sobre ti a tus jefes.

F Polo dijo ...

Me gustaría haber asistido a la charla. Justo hace unos días yo estaba en la situación de dar una charla de bienvenida (motivación) a recién llegados, y me encontré un poco perdido -aunque mi empresa no es una empresa normal-. Por el tono que dices, al menos me hubiera servido para saber ¡lo que no hay que decir!

Telémaco dijo ...

Lula, a mis jefes no les importa un pimiento ni un bit de mi información.
Fernando sobre lo que no hay que decir soy un auténtico experto (por más que me pese). Pero lo que se dice no es lo que más duele. Lo que más duele y desmotiva es lo que se deja de decir. Por ejemplo gracias.

Por cierto, gracias operador, gracias Andres, gracias Joserra, gracias Pilix, gracias Lula y gracias Fernando.