sábado, enero 13, 2007

Fotografías

En ciertas culturas existe la creencia de que las fotografías capturan las almas de los vivos que quedan atrapadas en la imagen.



En la película Amelie, Nino se afanaba en coleccionar retratos de fotomatón desechados por sus dueños. En realidad más que coleccionar fotografías, Nino coleccionaba almas.


En Look at Me tienen una colección de más de 600 fotografías perdidas, olvidadas o abandonadas por sus dueños. De vez en cuando les hago una visita, están allí tan tristes, esperando eternamente a que su dueño vaya a recogerlas.

Actualización: paseando por Internet me he encontrado otra colección de fotos perdidas ... y ahora encontradas.

3 Comentarios:

Fernando dijo ...

Ese Look at me es tan extravagantemente tierno como Amèlie. Sí, les haremos alguna visita para aliviar su soledad.

Telémaco dijo ...

fernando es que dan pena ¿verdad?.

pijomad dijo ...

Qué bonita idea¡¡¡ ;)