jueves, febrero 01, 2007

2 horas

Leyendo el blog de Por fin es lunes me he enterado que Biz Stone, trabajador ilustre de Google afirma lo que ya sospechábamos muchos hace tiempo pero no nos atrevíamos a decir:

Entendemos que no puedes trabajar todo el día. De hecho, una saludable dosis de distracción intelectual es necesaria para la productividad. Teóricamente. Por lo que sabemos, incluso existen estadísticas que lo demuestran, que dos horas de trabajo al día son suficientes para garantizar el buen funcionamiento de la economía mundial.



¡Que!. ¿Os parece una burrada?. ¿Es sólo una broma?.

Dar un paseo por la oficina, por el taller, por la fábrica, por la empresa, mirar a vuestro alrededor y contar cuanta gente observáis haciendo algo productivo y cuanta gente que no está haciendo nada que vaya a aportar valor. No me refiero a que no haga ninguna labor, que también habrá unos cuantos, sino a que aún que esté haciendo lo que le han ordenado, esto no vaya a servir para nada que aporte valor o que sea necesario para ello. (No os olvidéis contaros a vosotros mismos, porque leer un blog o pasear contando gente no suele aportar mucho a la empresa)

Una vez hecho el muestreo hacer una simple regla de tres para calcular una aproximación al porcentaje de productividad.

Yo lo he hecho y he podido comprobar que efectivamente... el amigo Biz ha escrito una burrada, a mí me sale que son necesarias bastante menos de 2 horas diarias.


6 Comentarios:

Cesar Viteri dijo ...

Por Hades, ¡borra esta anotación! Imagínate que la encuentra un director y descubre que tiene un 75% de capacidad sin utilizar...

Telémaco dijo ...

cesar como sabes yo cada día subo mi roca a lo alto de esta maldita montaña, sólo para verla caer cuando estoy llegando a la cima.

A los directores del Tártaro sólo les preocupa el momento en que no tengo la piedra y tengo que bajar con las manos vacías a buscarla de nuevo.

Les preocupa tanto que han puesto un supervisor a vigilarme para que no caigan sus indices de productividad. Mientras bajo la ladera me chilla y me empuja por la cuesta abajo. La mayor parte de las veces caigo y bajo rodando, pero... ellos están tranquilos, según ellos con su gestión han conseguido que mi productividad sea superior a un 95%.

Hace unos años, también pusieron un ingeniero de métodos y tiempos a cronometrar lo que tardaba en subir la roca, y le ascendieron... porque me explicó como subirla en un 5% menos de tiempo. Según decía él, esto era una mejora espectacular del proceso.

Pero, ¡maldita sea!, lo que hay que analizar no es lo que tardo, lo que hay que analizar es ¡para que coño tengo que subir una y otra vez la misma piedra!.

Johnymepeino dijo ...

Exacto, desde el punto de vista de un currante de perfil bajo-bajísimo os puedo asegurar que lo habría de contar es "para qué" hacemos las cosas.

Abrir y cerrar una puerta; encender o apagar una luz, ¿Pero sirve para algo?. Lamentablemente todo el management que funciona en España es: "tú haz lo que te mandan y deja que sean los jefes quienes piensen que para eso son los jefes".

Desde entonces escribo blogs :)

Telémaco dijo ...

johnymepeino que casualidad, empezamos nuestros blogs por el mismo motivo. De todas formas nuestra causa está perdida, ¡nunca lo reconocerán!.

Lula Towanda dijo ...

Ya lo dice cruz y raya. “Si hay que hacer, se hace pero hacer para ná es tontería”. Dejaría la media en 0 porque existe mucho trabajo negativo.

Telémaco dijo ...

lula es cierto, puedo dar fe, que muchas veces lo más productivo es no trabajar. ¡Si consiguiésemos que "ellos" también se convencieran!