domingo, febrero 18, 2007

三人成虎 (Sān rén chéng hǔ)



Pang Cong (龐蔥) le preguntó al rey del Estado de Wei que en el hipotético caso de que oyese a un ciudadano contar que había visto un inmenso tigre paseándose tranquilamente entre la multitud en el mercado...

-Su majestad, ¿creería lo que contaba ese ciudadano?.
-No, Pang Cong, no le creería.
-Majestad, y si fuesen dos los hombres que afirmasen haber visto a un inmenso tigre pasear por el mercado... ¿Les creería su majestad?.
-No, apreciado Pang Cong, no les creería. Aunque creo que empezaría a extrañarme.
-¿Y si fuesen tres los ciudadanos que afirmasen haber visto al tigre?.
-Entonces creo que si que lo creería.
-Pero su majestad, en su inconmensurable sabiduría, sabe que aunque el concepto de un tigre paseándose entre la multitud del mercado es absurdo, si mucha gente lo repite de forma insistente hace que parezca real. Su majestad deberá ser cauto pues "Tres hombres hacen un tigre".
-Te entiendo amigo mio. Puedes estar tranquilo.

Pang Cong debía salir a un largo viaje fuera del estado, y aunque Pang Cong tenía más de tres enemigos, después de su discurso partió tranquilo, y sin temer las difamaciones y falsos rumores que no tardarían en comenzar a propagar.

Cuando Pang Cong volvió de su viaje, había sido destituido y había perdido el favor de su amigo el rey. Pero lo que más dolió a Pang Cong hasta el fin de sus días no fue la traición, fue que el rey nunca quiso recibirle y murió sin saber de que color era el tigre.

4 Comentarios:

Mercurio dijo ...

¿Y si hubiera sabido de que color era el tigre hubiera cambiado el cuento?

Y si hubiera sabido quienes eran las personas que contaron "ese tigre" al Rey, que hizo que fuera separado de este antiguo amigo, ¿hubiera cambiado el cuento?

quizás lo mejor es separarse de este tipo de amigos, aunque estos sean reyes

Depende | De Salud

Lula Towanda dijo ...

No sabía Pang Cong que el que se fue a Sevilla perdió su silla.
Es una pena que nunca supiera de que color era el tigre

Telémaco dijo ...

mercurio no, hubiese sido igual, sólo era curiosidad .

Las personas también son igual, sino hubiesen sido esas hubiesen sido otras.

Lula al pobre Pang Cong no le quedó más remedio, le mandó su amigo el rey.

ADMC dijo ...

Quizá tres tristes tigres valgan para hacer un hombre, como paradójicamente llegó a insinuar Darío.

Entre las torres de sangre y los tigres transparentes, aprovecho para pre-au-sentarme.

Salvd/ios