lunes, diciembre 19, 2005

¡Este no es mi páncreas!

Andrew Syred/Science Photo Library/Photo Researchers, Inc.El páncreas que tengo hoy no es el mismo que tenía ayer. No es que me hayan realizado un trasplante, es que el páncreas reemplaza la mayoría de sus células cada veinticuatro horas.

¿Y el estómago? La mucosa del estómago se renueva cada tres días. La semana pasada tenía otra.

¿Y que decir de los glóbulos blancos de la sangre? Estos se renuevan cada diez días, hace 15 días mis globulos blancos eran otros.

¿Y el cerebro? El 98 por ciento de las proteínas del cerebro se renuevan en menos de un mes. No me queda en el cerebro ni una de las proteinas que tenía el mes pasado.

Ahora, eso sí, la mayoría de las ideas están ahí desde hace muchos, muuuuuuchos años. Por desgracia no tenemos un sistema para que nuestras ideas se autorenueven de forma automática. Por eso tenemos que hacer el esfuerzo de intentar replantearnos todo continuamente. Además deberiamos seguir el consejo de Thomas Cardinal Wolsey.

Sea muy, muy cuidadoso con lo que pone en esa cabeza, porque nunca, jamás, podrá volver a sacarlo de allí.


7 Comentarios:

Duelos y Quebrantos dijo ...

Qué frase más genial... y qué verdad más auténtica.

Me he preguntado alguna vez por qué hay acontecimientos sin importancia que recordamos con tanta claridad como si nos acabasen de suceder y, sin embargo, otros mucho más "importantes" quedan nebulosos en nuestro cerebro.

¿Será cosa de las proteínas? Porque las neuronas no se regeneran, ¿no? ¿O sí? No tengo ni idea.

Galufante dijo ...

Lo preocupante del asunto es que algunos no guardan ni una sola idea dentro de esos cerebritos...

Así que no se deben preocupar por las fugas...

Agur.

Gallego dijo ...

Quizás sea mejor así, que algunos no las guarden..., porque así existe la posibilidad de renovarse continuamente.

Si la esperanza es lo último que se pierde.

Johnymepeino dijo ...

Ay amigos... ya os vendrá la edad: Al principio os alegrareis al recordar como recientes, escenas de la cuna y pensareis que recobrais memoria. En absoluto, antes de morir bastantes el cerebro saca bastantes pensamientos al consciente antes de deshacerse de ellos para siempre. Osea memoria remota buena, memoria inmediata muy mala: buscareis gafas que llevais puestas o tal vez os preguntareis dónde ibais cuando os veais con un vaso de leche frente al microondas. Memoria próxima mala, memoria remota ya se perdió. Aprovechad muchach@s que el tiempo es breve.

Respecto al cambio de todas las ideas...bueno...ejem... se llaman transfugas. (No olvidarse de los líderes con talante en la oposición cuando llegan al poder, o de los "prometeos" que prometen y prometen y luego les da la amnesia).

Me habías asustado. Pensé primero constipado y ahora el páncreas :)

Telémaco dijo ...

duelos y quebrantos yo tampoco lo sé. Pero lo curioso es que físicamente estamos en continuo cambio ,y sin embargo nos aferramos a las ideas y nos resistimos a cambiarlas como si nos fuera la vida en ello.

galufante y gallego bueno... es una táctica. Si no metes nada, te ahorras el trabajo de defenderlo o renovarlo. Dejémosles actuar así, de esta manera nos ahorraremos el titánico trabajo de intentar convencerles de que a lo mejor están equivocados.

jonhymepeino ¿y a que edad pasa eso?. Aunque a mi me ocurre desde pequeño.

Esta bien lo de los "prometeos". Perdónalos porque debe ser duro levantarse todas las mañanas con un buitre devorándote el higado.

¡Ah! del pancreas no te preocupes, lo tengo estupendo, ¡estreno uno nuevo todos los días!.

Thalasos dijo ...

Un post brillante.
¡Qué difícil es desaprender! ¡Y lo que cuesta hacer ese ejercicio con las ideas inútiles!
Voy a hacerme un trasplante de células pancreáticas al cerebro. Bueno, primero voy a probarlo con algún amigo y ya veremos en qué se transforma. Las creencias aún se me resisten.
;-))

Telémaco dijo ...

Thalasos como me decía hace tiempo mi amiga Lula, necesitaríamos de vez en cuando hacer un reset, pero al que nos diseño se le olvidó poner el botón.

¡Ah!.Si encuentras al "amigo" voluntario, quizás sería más interesante probar un transplante de neuronas. Teniendo en cuenta que en el cerebro se sustentan los mecanísmos de la mente, de la conciencia y de la personalidad, los resultados de un transplante serían dignos de una buena película de terror.
(8o