viernes, diciembre 30, 2005

Calemdarium

La intención de Julio César cuando estableció su calendario juliano, en el que se basa el calendario actual, era establecer un calendario solar de 365 días y cuarto, en el que hacía coincidir el inicio del año con el día más corto, el 21 de diciembre actual.

Pero ni Julio César, que ostentaba el poder absoluto, pudo contra la resistencia al cambio del pueblo, que quería seguir con un calendario lunar.

El Senado exigió que el año comenzase, como siempre, en un día de luna nueva, que aquel año fue 10 días después del solsticio de invierno.

Y ésta es la razón por la que el año comienza el 1 de Enero en lugar del 21 de diciembre.

En cualquier caso, el comienzo del año, y del calendario, no creo que fuese un día de muchas celebraciones para el pueblo romano, pues Calemdarium era como los romanos llamaban a los libros de contabilidad, que viene de Kalendae que era el primer día del mes, cuando llegaba el prestamista con el Calemdarium para cobrar las deudas.

Pero, independientemente de esto. En este último post del año, os quiero dar las gracias a tod@s l@s que habéis pasado por este blog. Especialmente a l@s que lo hacéis de forma habitual y me hacéis sentir vuestra presencia haciendo comentarios. Vosotr@s sois una de las pocas buenas cosas que me han ocurrido este año que se acaba, en el que la roca que me dedico a empujar, ha pesado muchííííísimo más de lo habitual.

Deseo de todo corazón que el año que viene tengáis éxito en todos vuestros proyectos, y sobre todo que pase lo que pase, nunca os olvidéis de ser felices.

Un abrazo a todos y a todas.

14 Comentarios:

David Monreal dijo ...

Igualmente, Sísifo. Feliz Año 2006.

Gracias por escribir lo que te pasa por la cabeza.


D.

Julen dijo ...

Será cuestión de no empujar tanto. Ya verás cómo la pendiente se pone de tu lado y entonces todo es más fácil.
Disfruta.

Alfredo dijo ...

Las piedras es lo que tienen, que se van erosionando hasta casi desaparecer. Cada vez son más llevaderas. Ya verás como en 2006 te deja disfrutar más.

Gracias por tus comentarios y tu blog.

Jaizki dijo ...

Ánimo para el 2006, espero que la roca te pese mucho menos.

Alezita dijo ...

Hola:
A pesar de haber cursado 2 semestre de Derecho Romano y 2 semestres de Historia no tenía la menor idea de que hubiese sido así (te lo enseñan de otra forma).
Buen dato y no te preocupes de a poco las cosas van mejorando, no olvides que después de la tormenta sale el sol.

tic616 dijo ...

Telémaco, me ha encantado empujar yo también un poquito la piedra. Feliz año, que lo disfrutes y espero seguir ayudando a empujar junto con el resto.
Al fin y al cabo todos empujamos la misma piedra.

Mercurio dijo ...

Feliz año y que la piedra sea llevadera. Que hariamos de todas formas si no tuvieramos piedra que empujar.

Por cierto, muy interesante lo de porque el año empieza diez dias despues del solsticio. Por otro lado, es posible que los primeros de mes no fueran buenos para los romanos, pero los finales para losque tenemos relacion con los Calemdarium sobre todo cuando son final de año tampoco son de mucho de mucho disfrute :(

kassandra dijo ...

Recuerda que todo no es más que una mera convención. ¿O acaso no es más cierto que para nosotros el año debería comenzar en Septiembre?

En cuanto a tu piedra y siguiendo las referncias clásicas, si es cierto que no podemos bañarnos dos veces en el mismo río, está claro que por mucho que chilles y patalees, tu no acarreas dos veces la misma piedra, así que más vale que te acostumbres y le saques algo que te motive a retomar la siguiente.

¡Ah! Por cierto, por la parte que me toca, muchas gracias, ¡Pá eso estamos, pá socializarnos y culturizarnos! Tratando de que se nos tome el pelo lo menos posible.

Repito lo de Bienaventurados de Serrat (http://www.jmserrat.com/dat/2301.html)

Y bueno, Feliz año.

Duelos y Quebrantos dijo ...

Espero que el año que viene (2006, qué bonita cifra, ¿verdad?) no tengas que acarrear una pesada piedra, sino un guijarro de esos suaves y redondos como los que moldea el agua.

Gracias a ti también (mucho, muchísimo) por tus visitas y tus comentarios.
Recuerda que, como dijo Guillermito Shakespeare:

We are such stuff as dreams are made on
and our little life is rounded with a sleep


Somos pequeños e insignificantes en la enormidad del universo, pero con nuestros sueños abrazamos al mundo.

Telémaco dijo ...

Feliz año a todos.
Gracias. ¡Nunca me fallais!

Gonzalo G. Cotorruelo dijo ...

Feliz año, y que el que viene sigas pensando y plasmando aquí esas ideas geniales.

un abrazo

palabras errantes dijo ...

Varios hemos sido Sísifo este año... Pero si algo alivianó, y con creces, cada duro momento mío fue tu presencia desde las primeras palabras. Qué no desearte que ya no te haya dicho bella persona?
Oportuno me parece también, darte las gracias por todo lo que compartes desde tu casa con nosotros. Que acá estaremos, en un ratillo... más allá de calendarios gregorianos y julianos.

... de lo posible a lo probable/del
sueño a la realidad hay como mares/ plantas nocturnas donde
animales de pico descarnan
formas mojadas con los jugos
del corazón/ así/ viajamos
del pecho al seco sol que dora
la maravilla/ o existir...

Juan Gelman

Por un 2006 lleno de liviana e insinuante luz
M.

chousas dijo ...

¡Ahí va! Has tenido la misma idea que yo XD
Claro que lo yo había leído por ahí es distinto y por eso la historia que pongo también es distinta :P

Seguramente sea lo que tú pones lo correcto.
¡Buen año telémaco!

naufragus dijo ...

Espero y deseo que tengas un gran 2006.