lunes, enero 02, 2006

Mapas de colores

Tendría cinco años cuando mis padres me llevaron a pasar el verano a Portugal. Normalmente me quedaba dormido en cuanto me metía en el coche, pero aquel día estaba nervioso e ilusionado, por ser la primera vez que iba a salir de España.

Me pasé el viaje poniendo a prueba la paciencia de mi madre:
- ¿Cuánto falta para entrar en Portugal?
- Pues casi lo mismo que hace cinco minutos cuando te dije por quincuagésima vez que ya falta poco.
Cuando por fin paramos en la frontera mi madre sonriendo, de alivio, me dijo:
- Al pasar aquella valla de rayas rojas y blancas.. ya es Portugal.
- ¡No!. ¡No puede ser!.
- ¡Que sí!, ¡Que es Portugal!.
- No puede ser. Mira ... no ves ... es del mismo color que España.

Quizás ya era ya un poco mayor para seguir pensando que al cruzar la frontera la tierra iba a ser violeta en lugar de verde, como en los mapas. Pero aprendí que los mapas políticos son inventados... seguramente por pobres gentes, a la que sus padres no les llevaron de viaje cuando eran pequeños. A mi, desde aquel día, me gustan mucho más los mapas físicos.

PD. Y hablando de mapas y colores, el curioso teorema de los cuatro colores establece que cualquier mapa geográfico puede ser coloreado con no más de cuatro colores diferentes, de forma que no queden regiones adyacentes con el mismo color. Y éste famoso teorema fue el primero que tuvo que ser demostrado con la ayuda de un computador.

technorati ,

11 Comentarios:

Galufante dijo ...

A mi me pasó algo parecido la primera vez que se me ocurrió pisar suelo euskaldún...no sólo no me quemaron el automóvil sino que me invitaron a una ronda de txikitos...

La fábula de los colores, deliciosa...

Agur.

Jaizki dijo ...

El teorema de los cuatro colores es un caso particular de los grafos k-coloreables.

Para convertir un mapa en un grafo cada país se transforma en un nodo y cada frontera en una arista entre dos nodos.

Un grafo es k-coloreable, siendo k un número entero, si es posible pintar los nodos con k colores sin que 2 nodos adyacentes (unidos por una arista) tengan el mismo color.

No existe ningún algoritmo para determinar si un grafo es k-coloreable para k ≥ 3.

Si dos países compartiesen fronteras con más de cuatro países, harían falta al más de 4 colores para colorear el mapa.

Espero no haber dicho ninguna burrada, tengo un poco olvidada la teoría de grafos.

PD. Bonita historia.

CARMEN_R_PURAS dijo ...

Otro teorema bastante curioso que recuerdo de ecuaciones diferenciales es el "teorema de la esfera peluda".

Viene a decir que si se peina una esfera con pelo siempre sale una raya. Este teorema tiene su aplicación en la meteorología.

Y feliz año nuevo aunque sea con retraso, pues he estado unos días de viaje.

Lula Towanda dijo ...

Telémaco: Que desilusión debiste tener al tropezarte con la realidad. Con lo bonito que sería que cada país tuviera el suelo de un color.

Carmen_r_puras: No conocía el teorema de la esfera peluda pero explica claramente que por más tiempo que le aplique el secador a mi pelo siempre me salga raya y me quede aplastado por los polos.

Johnymepeino dijo ...

Os habeis pasado la Navidad repasando :( antes os entendía cuando comentabais (a lo peor es que yo he dormido demasiado :D )

Me ocurrió lo de galufante la primera estancia en Donostia, tenebrosos años 70 en sexpain (otrora Reino de España). Asalto a la Catedral de Vitoria, Montejurra... 35 años dura ya mi idilio con aquellas tierras vascas. (Pero conste que en el mapa venía de color verde y me fijé y sí, allí era todo muy verde. Vaya, como en mi mapa :D)

Feliz llegada al 2006 que veo que habeis saltado todos la valla de este nuevo año.

Telémaco dijo ...

galufante y jonhymepeino pues yo también debo ser afortunado como vosotros, pues me pasó lo mismo que a tí en Euskadi,y no sólo eso después en Cataluña me invitarón a un cava en el castillo de Perelada. Pero el colmo fue en El Cairo que me invitaron a fumar una pipa de agua con manzana, mientras nos tomabamos un té con hierbabuena.

jaizki gracias por la información. Creo que el teorema dice que sólo hacen falta 4 colores, pero no sé si es porque no se da en nuestros mapas la circunstancia de un país con más de 4 fronteras o a si es a pesar de ello.

Carmen que teorema más curioso, las pobres pelotas peludas nunca pueden ir bien peinadas.

Lula después aprendí que en realidad el color va cambiando pero de manera gradual y no justo en las fronteras.

palabras errantes dijo ...

Te salió una bien al estilo Eduardo Galeano...qué belleza!
Pensar desde adentro como niño, descubrir desde la inocencia que no todo lo que se ve, es. Son bellos los mapas en los cuales sólo se colorean las zonas naturales. Aquí desierto, aquí bosque, aquí montaña, aquí agua.
Es la naturaleza las que nos une y nosotros con las fronteras como constructos ideológicos...lo arruinamos todo.

Beso!

Telémaco dijo ...

Gracias palabras errantes, fuistes tú la que me recordastes que el niño estaba ahí dentro.

Catalina Lorenzo dijo ...

Yo tuve en BUP una profesora de Geografía e Historia que nos dibujaba un mapa en blanco de Europa en la pizarra, y teníamos que ir recitando los países según los señalaba, y el primer día, cuando finalmente señaló la península Ibérica dijimos todos a una muy ufanos: "¡Y España!". Ella puso los brazos en jarras y nos replicó: "¿Cómo que "¡Y España!"?; ¿y Portugal qué?". ^^p Y la verdad es que casi siempre nos pasa a todos, yo creo: vemos la península Ibérica, y ¿qué pensamos? España. ;-) No tenemos remedio. Los tenemos olvidados, a nuestros pobres vecinos.
Y otra tontería graciosa que me ha recordado este post tuyo: mi padre suele decir que su padre le decía que de Portugal nunca hay muchas noticias porque sus habitantes quieren pasar desapercibidos: viven atemorizados con que de un empujón los tiremos al Atlántico. XD

Telémaco dijo ...

Tienes razón Catalina. ¡Pobres portugueses!, los ignoramos.

La historia de tu padre me ha recordado la novela de Saramago "La balsa de piedra" en que la cual la Peninsula Ibérica se aparta del resto de Europa a causa de una raya hecha en la tierra con una vara. Y comienza a navegar por el Atlantico hacia América del Sur.

De todas maneras tenemos que tener cuidado nosotros, no sea que los que nos tiren al mar sean ellos.

Por cierto, bienvenida al blog. Pásate por aquí cuando quieras.

Catalina Lorenzo dijo ...

Gracias, Telémaco; creo que volveré. :-) Tienes una bitácora muy amena y llena de curiosidades.