jueves, enero 12, 2006

Clavos

Hoy Julen escribe de nuevo un interesante artículo en su blog.

Comenta acerca de que sólo hay una primera oportunidad para causar la primera impresión. Y que cuando una empresa no trata correctamente a sus trabajadores y le da la patada a personas que no lo merecen, la situación que se crea es prácticamente irreversible.
"¿Cómo vamos a remontar el vuelo con estas personas que han sido agredidas por su contratador en las primeras experiencias de trabajo?"
Y no sólo con esas personas, sino también con las personas a las que, aunque no han sido maltratadas personalmente, han observado como se maltrataba a sus compañeros.

Este artículo me ha recordado otro de esos cuentos anónimos que recorre Internet:

Había una vez un chico que tenía muy mal carácter.

Un día, su padre le dio una bolsa con clavos y le dijo que, cada vez que perdiera la calma, debería clavar un clavo en la puerta de la casa.

El primer día, el niño clavó 37 clavos..., al día siguiente 35, otro día 28. Pero, poco a poco, fue calmándose porque descubrió que era muchísimo más fácil controlar su carácter que clavar los clavos en la puerta.

Finalmente llegó el día en el que no perdió la calma para nada... y se lo dijo a su padre. Y entonces el padre le sugirió que por cada día que controlara su carácter, debería sacar un clavo de la puerta.

Los días pasaron y el joven pudo finalmente decirle a su padre que ya había sacado todos los clavos... Entonces el padre llevó de la mano a su hijo frente a la puerta... y le dijo:

"Mira, hijo, has hecho bien, pero fíjate en todos los agujeros que quedaron... La puerta nunca volverá a ser la misma de antes...
Cuando dices o haces cosas que duelen, dejas una cicatriz como este agujero en la puerta... Es como meterle un cuchillo a alguien: aunque lo vuelvas a sacar, la herida quedó hecha... No importa cuántas veces pidas disculpas, la herida está ahí... Y la persona nunca volverá a ser la misma"

technorati , ,

13 Comentarios:

Sonybabe dijo ...

Qué fabula más eficaz!! Me ha encantado :D

Kiss!!

Julen dijo ...

El cuento ilustra a la perfección las consecuencias de estas prácticas. Y el problema es que con cierta frecuencia me las sigo encontrando. Cicatrices que ciertas emrpesas son incapaces de reconocer... quizá no pueden ni mirarse en un espejo para reconocer que son "así" de horribles.
Gracias por contarlo tan bien. Lo recordaré.

Galufante dijo ...

Ciertas personas justifican tales actitudes apelando a la liberalidad del mercado de trabajo...

Para ser sincero, para mi es irrelevante si es la primera impresión...me afecta de la misma manera si es la segunda o la enésima...porque muestra las carencias de la empresa...

Agur.

Johnymepeino dijo ...

En cambio en el mundo de la empresa "la primera ocasión" de "la primera impresión" no pasa dos veces por delante de la puerta.

Lula Towanda dijo ...

Siento contradecir a Galufante pero cada nueva cornada duele menos. Se te endurecen las entrañas. No vuelves a ser el mismo pero eso no quiere decir se seas peor, sino más sabio. Se aprende más de las adversidades que de los éxitos.
La vida es injusta pero también larga y hay que llegar a los 100 años de buen humor

Andres dijo ...

Francamente genial y emocionante, como siempre.

Ahora mi pregunta es ¿Estamos todos especialmente cabreados con el trabajo o es una impresión mia?

¿Es solo por el comienzo de año o es algo que llevamos demasiado tiempo arrastrando?

Sinceramente, me gustaría saber si es solo una visión mía o es más general.

archinetman dijo ...

El problema es que los empresarios piensan que te hacen un enorme favor dándote un empleo y que, sólo por eso, ya deberías bendecirlo en un pequeño altar independientemente de lo que cobres y las horas que trabajes.

Pero, ojo, hasta cierto punto, eso no es malo. Que ¿porqué? Pues porque la gente que tiene iniciativa y talento, despreciada por sus "superiores", gracias a esa actitud ve sus dudas solventadas y se decide a convertirse en emprendedor (despreciando los riesgos en pro de una vida mejor).

Si todo va bien, mejor sueldo, mejor trabajo y mucha mejor vida. Además, si ha aprendido de la experiencia, no cometerá el mismo error con sus empleados.

archinetman dijo ...

...y respondiendo a Andres. Yo diría que no es que estemos cabreados con el trabajo, es algo peor.

Hace poco (creo que en Navidad) el director de Toshiba en Europa se descojonaba del modelo de trabajo occidental porque los jefes, habitualmente, trataban a sus empleados bajo el lema "porque lo digo yo y punto" y no se tenía en cuenta el potencial y la imaginación del trabajador.

En cambio, parece ser (habría que verlo) que en oriente es normal que hasta el presidente de una gran compañía escuche el consejo de un bedel.

Digamos que en Occidente la empresa es del empresario y en oriente la empresa es "de todos".

Literalmente decía (y tiene razón) que, si mantenemos el modelo, de aquí a diez años "nos van a borrar del mapa empresarial".

No creo que el trabajo nos cabree, creo que nos ahoga y no nos deja desplegar nuestro potencial.

Telémaco dijo ...

Un beso sonybabe, veo que sigues por aquí. Se te echaba de menos.

Julen si es una auténtica lástima. Y como tú bien dices el problema es que en esas empresas están comprometiendo grave e irreversiblemente su futuro.

Galufante tienes razón en tu matiz, es igual de grave pase cuando pase, el caso es que una vez ocurra nada vuelve a ser lo mismo.

johnymepeino la parte contratante de la primera parte contratará a la parte contratada de la segunda parte. Cuando la parte contratante de la primera parte maltrate a la parte contratada de la segunda parte, la parte contratada de la segunda parte se sentirá herida y desmotivada y nunca más volverá a confiar en la parte contratante de la primera parte, incluso aunque se diera el improbable caso de que la parte contratante de la primera parte pidiera perdón a la parte contratada de la segunda parte. ¿Firmamos?

Lula te agradezco que aparezcas siempre en el momento oportuno a recordarnos lo que es verdaderamente importante. Pero para que eso sea posible no suele haber otra manera que el aprendizaje del que hablas, que suele consistir en desalinear los objetivos propios con los de la empresa.

Andres en mi opinión si que estamos especialmente quemados, y no es el principio de año, sino que lo arrastramos desde hace unos años.

archinetman eso si que es saber ver el lado positivo de todo. Los japoneses se deben cachondear de nosotros, no sólo nos adelantan, encima nos vacilan y nos explican como lo hacen.

Johnymepeino dijo ...

¿Joer y yo que te he dicho para que me maltrates así? O_o

Telémaco dijo ...

Nada Johny, sólo te seguia el juego. ¿O he metido la pata y no pretendías hacer un juego de palabras con "primera ocasión" y "primera impresión"? Si es así perdona.

Johnymepeino dijo ...

Jo, para un casi amigo que tengo y por un momento pensé que la había "espichao".

Sshhhh... (que nos conocemos ya de años. U_U sí hijo sí, dos, para ser más exactos.). Dicen que en internet eso es algo.

Telémaco dijo ...

johny a la velocidad que corre el mundo hoy en día, conocer a alguien desde hace 3 meses debe equivaler a lo que antes era conocerle desde hace 3 años ¿no estás de acuerdo?.
De todos modos yo creo que nos conocemos sólo desde hace unos 7 meses, ¿o nos conocemos de ahí fuera y no te he localizado?