viernes, septiembre 16, 2005

Exito vs Felicidad

Muchos días, cuando salgo del trabajo y voy conduciendo de vuelta a casa, voy hablando conmigo mismo. En estas “autoconversaciones”, muchas veces me pregunto si no me iría mejor haciéndome autónomo y montándome mi propia empresa.

YM1(1):-Seguro que te iría mejor. Dedicarías el tiempo a sacar los proyectos adelante; en lugar de perderlo intentando (inútilmente) convencer a todo el mundo de lo que debe hacerse.
Podrías tomar tus propias decisiones. Unas veces correctas y otras equivocadas, pero sólo tendrías que rendir cuentas ante ti mismo. Además ....

YM2(2):-Bueno, ante ti mismo y ante los clientes que ....

YM1:-Ya, ya, ya. No seas tan negativo, imagina lo bien que te iría todo. No pienses sólo en las razones por las que no debes cambiar.
Acuérdate de “¿Quien se ha llevado mi queso?”.
Dime, ¿Qué harías si no tuvieses miedo?

YM2:-Vale. Pero ¿que intentas conseguir.? Defíneme “Irte mejor”.

YM1:-¿"Irte mejor"?..., pues eso...., ser más feliz.

YM2:-Ya!. Y ahora, en este momento, ¿que te impide "ser más feliz"?. ¿Es obtener algo que deseas y que no tienes?

YM1:-Si claro. Más tiempo para disfrutar.....

YM2:-Y ¿Con tu propia empresa tendrías más tiempo?

YM1:-Esta bien....ya sé por donde vas.
.....Seguiremos aguantando a la maldita empresa.

Ralph Waldo Emerson dijo (3) aquello de:

“El éxito consiste en obtener lo que se desea. La felicidad, en disfrutar lo que se obtiene.”

PD: Me estoy preocupando, porque esto de las "autoconversaciones" creo que también es un síntoma del sindrome ADT
(1)YM1: Yo mismo 1
(2)YM2: Yo mismo 2
(3)Via mildiez.net

6 Comentarios:

la-de-marbella dijo ...

Me dijeron una vez: Ten cuidado con lo que deseas que a veces se cumple y no siempre para bien. Mi experiencia personal con una empresa propia fue de pelicula de miedo. Trabajaba 20 horas, todo lo que ganaba se me iba en pagar nominas e impuestos. Si un cliente se retrasaba en el pago me destrozaba la vida. Conclusión, perdí el sueño y la tranquilidad, eso sí no tenia jefe y nadie me metia prisa.Volví a ser asalariada y no me arrepiento. Saludos Marbellís.

por.libre dijo ...

Yo creo que felicidad es igual a éxito.

Lula Towanda dijo ...

Terrible dilema: El pesebre del trabajo por cuenta ajena o la aventura de hacer tu propio camino.

Hay que ser muy prudente analizando esto y por supuesto coger el libro del queso y hacer una fondue con él. Es el libro más pernicioso y con más veneno que he leído. Viene a representar el modelo liberal a ultranza que justifica la indolencia de los directivos en buscar soluciones a las crisis y descarga toda la responsabilidad en las hormiguitas. Algunas hormiguitas que lo leyeron están en el paro o han tenido que reconvertirse de profesión.

Haces muy bien preguntándote ¿qué quieres conseguir? Esa es la cuestión.

Damos demasiada importancia a la profesión (mala cosa el ego) cuando es un medio para la subsistencia y dejamos de lado un montón de cosas importantes.

Para mi, éxito no da felicidad. La felicidad es sentirse a gusto con uno mismo y con los demás y a veces para ser felices hay que dejar a un lado lo que algunos llaman "oportunidades". He renunciado a muchas y no veas lo que me alegro.

Al final, el problema de la subsistencia hay que resolverlo con pesebre o buscándote la vida. Lo que sea más fácil y sin hacerse mala sangre.

Telémaco dijo ...

la-de-marbella: te agradezco el consejo, conocer la experiencia de alguien que ya ha recorrido el camino (además de ida y vuelta) es una ayuda inestimable.
Por.libre: Yo no lo tengo nada claro.
Pienso que lo que más valoramos los seres humanos son el poder y la admiración de los demás, y eso no es más que otra forma de decir "exito".

Pero en esa ecuación no aparece el tiempo, y lo que es muy claro es que el tiempo es lo que más nos limita. Por mucho poder o exito que tengamos no podemos detenerlo, así que pienso que debemos aprovecharlo. Sólo tenemos una oportunidad.
¿no estás de acuerdo?

Lula: He intentado seguir tu consejo y hacer una founde con el libro, pero en lugar de deshacerse se me ha chamuscado todo.

Gracias por tus consejos. Yo también tengo claro que las preguntas clave son "¿que quieres conseguir? ¿a donde quieres llegar?". Menos mal que encuentro a algunas personas normales, como tú, que dejan escapar algunos trenes y no se arrepienten ni averguenzan de ello. Gracias una vez más.

Seguiré en el pesebre hasta que encuentre uno mejor.

Consultor Anónimo dijo ...

Supongo que lo que buscamos todos es un equilibrio: una actividad profesional que nos atraiga y nos "llene", y que además nos deje tiempo libre para dedicarlo a otras cosas.

¿Ecuación irresoluble?

Telémaco dijo ...

Consultor, no sé si se trata de una ecuación irresoluble.
Pero desde luego se resiste.