lunes, septiembre 26, 2005

Malentendidos


Alguna vez leí que los perros y los gatos se llevan mal por culpa de un malentendido.

Cuando un animal se cruza con otro, ambos intercambian una serie de gestos para marcar su territorio, conocer el estado emocional y el rango social de sus congéneres.

El problema es que perros y gatos usan los mismo gestos pero con distinto significado, y por ello el intercambio de mensajes no es bien interpretado y suele acabar fatal.

Creo que a los seres humanos nos pasa muy a menudo lo mismo. Cuando nos encontramos con otro lo primero que hacemos es intercambiar una serie de mensajes que expresan nuestro estado emocional, deseos, temores, necesidades y status. Si este intercambio se produce de forma correcta, entonces ambas partes suelen tomar la decisión de colaborar y comienzan a intercambiar información útil para ello.

Pero en muchísimas ocasiones los mensajes enviados no son comprendidos, o son interpretados incorrectamente, y provocan que el otro reaccione inadecuadamente. Y mucho antes de llegar a la fase de la comunicación realmente productiva acabamos como el perro y el gato.

A las personas debería resultarnos más fácil, pues contamos con una herramienta muy útil que ningún otro animal posee, es una herramienta para borrar malentendidos: el sentido del humor. Pero por desgracia no todo el mundo sabe usarla.

6 Comentarios:

Andres dijo ...

El otro día comentaba con un amigo que en la comunicación cara a cara se producen malentendidos.
Cuando hablas por teléfono la cosa es peor. Aún recuerdo malas interpretaciones de mi novia (ahora mi mujer).
Pero cuando se trata de algo escrito y encima hablas a un público que a veces ni siquiera te conoce, el problema puede ser terrible.

Estoy de acuerdo en que el sentido del humor es una buena herramienta para evitar estas situaciones.

Telémaco dijo ...

Gracias Andrés.

Como tú dices, los malentendidos no son buenos ni malos, están ahí y van a seguir estando.

Lo que tenemos que intentar hacer es tomarlos con sentido del humor y sin permitir que el cerebro reptiliano, que todos tenemos en nuestro interior, tome el control de la situación.

Lula Towanda dijo ...

Cuando dentro de un grupo de trabajo hay sentido del humor, ese equipo funciona.
A veces se piensa que ser serio es estar con el ceño fruncido permanentemente.

jose dijo ...

El lenguaje no verbal tiene mucho que ver en esto, incluso en nuestras preferencias personales.
Es un tema complicado porque muchos de los elementos de ese lenguaje son muy difíciles de controlar, en parte porque no somos conscientes de ellos.
Conocerlos bien nos proporciona mucha información. Sobre todo en esas situaciones en las que la forma nos dice más que el contenido.

Gonzalo G. Cotorruelo dijo ...

La comunicación es un arte y una ciencia. Hacerse entender es bastante complicado, sobre todo en el ámbito laboral. Muchas personas son poco expresivas y otras mucho, y siempre interpretamos desde nuestro punto de vista... está claro, entenderse es muy comlicado ;-)

Telémaco dijo ...

Si Lula, además en lo del sentido del humor tú eres una autentica maestra.

Jose, dicen que mediante el lenguaje no verbal enviamos un 70% de los mensajes. Totalmente de acuerdo que el problema, como tú bien dices, es que este lenguaje se debe desarrollar en capas subconscientes y es muy difícil de controlar.

Gracias Gonzalo por tu opinión, que comparto. De hecho pienso que la inmensa mayoría de los problemas que tenemos no son más que problemas de comunicación. De hecho problemas de protocolo de comunicación.