viernes, septiembre 23, 2005

Muecas Dilbert

La verdad, es que también debe ser duro ser jefe hoy en día.

5 Comentarios:

archiNETman dijo ...

Debe ser chungo ser jefe cuando sabes de antemano que los plazos que te exije el de RRHH y el de Dirección Económica ¡¡¡no se van a cumplir!!!, qué tus trabajadores piensan (Qué le den, yo hago mis horas y me voy a casa) y que el cliente está todo el día pegado al teléfono para contarte la última gilipollez que se le ha ocurrido para mejorar el programa.

Por supuesto, gilipollez que implicará cambiar todo el diseño. :D

Lula Towanda dijo ...

Me encanta mi amigo Dilbert. Estoy suscrita a su tira cómica (esta es la de hoy) y me he leído bastantes libros suyos. Yo me identifico con Alice.
Es curioso que en USA las cosas sean tan parecidas como aquí. Por un lado da risa y por otro se pierde toda esperanza de que haya algún lugar bajo el sol sin wallys, ni dogbers, ni el CEO pelopincho.
Respecto a ser jefe es muy fácil si no se tienen escrúpulos de conciencia. Si se tienen es mejor ser un miserable epsilon

Telémaco dijo ...

Archi (¿puedo llanarte archi?) te noto un poco crispado. No es fácil estés en el lado que estés, a no ser que seas alfa como dice Lula.

Lula, po lo que veo también compartimos la admiración por Dilbert. Me he tomado el atrevimiento de traducir la tira de hoy, para los que no dominen la lengua del imperio.

Hoy, y perdona mi herejía, me ha dado pena el jefe pelopincho. Me ha recordado a algo que me decía un buen tipo, que fue mi jefe hace muchos años. Era uno de los que tienen conciencia. De hecho siguiendo lo que tú comentas, intentó renunciar a ser jefe pero no se lo permitieron.

Que este post sea mi homenaje a "la excepción que confirma la regla".

sjaces dijo ...

Hola, cuasi tocayo. Pues nada, creo que sí, que en algo coincidimos, día tras día los marrones caen, pero no se puede evitar. Así que habrá que tomárselo con humor y muchas cervezas.

Encantado de que me visites y una vez hechas las presentaciones nos veremos en la blogosfera.

Saludos

Pilix Forever dijo ...

Tristemente genial, la tira...