martes, septiembre 13, 2005

Vías de tren, burros y cohetes

Es tan difícil conseguir cambiar los procedimientos, habitos y formas de hacer las cosas, que en muchas ocasiones la principal razón por la que se toman ciertas decisiones es intentar minimizar el número de cambios.

Tener este criterio presente en el momento de tomar una decisión tiene bastante lógica, pero si se analiza a posteriori, una cadena de decisiones a lo largo del tiempo, se encuentran historias muy curiosas.

Por ejemplo la historia del ancho de las vias de tren, burros y cohetes que circula hace años por Internet:

"El ancho de vía en los ferrocarriles de Estados Unidos es de 143,5 cm. (4 pies y 8,5 pulgadas). Es un número bastante extraño.
¿Cuál es la razón de ese ancho?
Una respuesta rápida y sencilla es que así se construyen en Gran Bretaña y las mismas fueron construidas por ingleses expatriados.

¿Y, Por qué los ingleses usaban ese ancho?
Los primeros trenes fueron construidos por las mismas personas que habían construido los antiguos tranvías y esta es la anchura que usaban.

¿Y, Por qué ellos usaban tal cifra?
Porque utilizaban las mismas plantillas y herramientas que se usaban para construir carruajes que usaban ese espacio entre ruedas.

Bien. ¿Y, Por qué los carruajes usaban esa extraña cifra de espacio entre ruedas?
Porque si hubiesen usado otra cualquiera, se hubiesen roto en algún viejo camino inglés, ya que esa es la distancia entre las roderas. (Nota del editor: las roderas son las marcas dejadas en un camino por los carruajes que pasaron anteriormente)

¿Y, Quien construyó esos viejos caminos y qué marco esas roderas?
Las primeras carreteras de larga distancia en Europa (e Inglaterra) fueron construidas por el Imperio Romano para sus legiones y han sido usadas desde entonces. Los carros de guerra de las legiones romanas formaron las roderas iniciales, que cualquier otro tenía que imitar por miedo a destruir las ruedas de sus carruajes. Ya que los carros fueron hechos para (o por) el Imperio Romano, eran todos iguales en cuanto a distancia entre ruedas. El ancho de vía férrea estándar en USA es de 143,5 cm, y deriva de las especificaciones originales para un carro de guerra romano. Así pues, la próxima vez que te den unas especificaciones y te preguntes que culo de asno las parió, puede que estés exactamente en lo cierto, ya que los carros de guerra romanos se hicieron con el ancho justo para acomodar los traseros de dos caballos. Con lo que tenemos la respuesta a la pregunta original.


Hay una interesante continuación a la historia acerca de anchos de vía y culos de caballo.

Cuando vemos el trasbordador espacial en su rampa de lanzamiento, notamos dos grandes cohetes unidos a los lados del principal tanque de combustible. Son los llamados SRB (Solid Rocket Boosters) y son construidos por Thiokol en su fábrica de Utah.

Los ingenieros que los diseñaron habrían preferido hacerlos algo más anchos, pero los SRBs han de ser enviados por tren desde la fábrica hasta el lugar de lanzamiento. La línea férrea pasa por un túnel en las montañas y los SRBs han de caber a través de ese túnel, el cual es ligeramente más ancho que el propio ancho de la vía, la cual es aproximadamente del ancho de dos culos de caballo.

Así pues, el diseño de los cohetes impulsores del más avanzado sistema de transporte del mundo fue determinado hace dos mil años por el ancho del culo de un caballo romano."

2 Comentarios:

Lula Towanda dijo ...

A veces se toman las decisiones por costumbre y otras por c.j.n.s.
Cuando las mujeres dominemos la tierra, será todo más racional :-)

Telémaco dijo ...

Estoy seguro de ello.